Usted está aquí: Inicio Economía GM: será devastadora para EU la quiebra del sector automotriz

■ Demócratas se movilizan para conseguir 25 mil mdd en préstamos para esas empresas

GM: será devastadora para EU la quiebra del sector automotriz

■ El impacto sobre la economía será mucho mayor que la ayuda que se requiere, advierte el presidente de General Motors

■ Republicanos y la Casa Blanca se oponen a impulsar una ayuda

Reuters

Ampliar la imagen Trabajadores de la automotriz Nissan bloquearon una carretera en Barcelona, en protesta por el anuncio de la compañía japonesa de que recortará unos mil empleos en esa fábrica a causa de la caída de la demanda Trabajadores de la automotriz Nissan bloquearon una carretera en Barcelona, en protesta por el anuncio de la compañía japonesa de que recortará unos mil empleos en esa fábrica a causa de la caída de la demanda Foto: Reuters

Detroit, 16 de noviembre. Las quiebras en la industria automotriz estadunidense tendrán un impacto devastador en la economía doméstica, mucho más grande que la ayuda que necesitan estas compañías, aseguró el presidente ejecutivo de General Motors Corp, Rick Wagoner.

“Este es un problema que involucra a toda la industria automotriz, que de verse bajo una presión extrema tendría un impacto devastador sobre toda la economía estadunidense”, declaró el jefe de GM al aparecer en un canal de televisión afiliado a NBC en Detroit.

Wagoner, los presidentes ejecutivos de Ford Motor Co y Chrysler, y el presidente del sindicato de Trabajadores Automotores Unidos, Ron Gettelfinger, tienen previsto testificar esta semana ante comisiones del Congreso de Estados Unidos para apoyar la solicitud de ayuda para la industria automotriz.

Los demócratas se han movilizado para conseguir 25 mil millones de dólares en préstamos para las empresas automotrices con sede en Detroit, las que han dicho que necesitan liquidez para sobrevivir a la crisis de la industria, a consecuencia de la cual las ventas de autos han caído a sus niveles más bajos en un cuarto de siglo.

Sin embargo, el rescate de la industria automotriz ha encontrado fuerte oposición entre senadores y representantes republicanos, que se preguntan si el sector será viable incluso con la entrega de apoyo.

La Casa Blanca también advirtió que impulsar una ayuda usando el fondo de rescate financiero de 700 mil millones de dólares, ya aprobado por el Congreso, podría originar una discusión partidista paralizante.

El gobierno ha sugerido relajar las restricciones para los préstamos a bajo interés por 25 mil millones de dólares, que ya habían sido aprobados para inversiones en mejorar la eficiencia del combustible.

Wagoner añadió que las necesidades financieras de GM se derivan directamente de la crisis financiera de Wall Street, y que la ayuda que las automotrices buscan no debería ser vista en términos de “federalizar un negocio.

“El sistema financiero está fallando en la provisión de crédito que es necesario para las pequeñas empresas, grandes empresas, cualquier empresa, para operar diariamente”, comentó Wagoner.

El camino de salida de la quiebra no será simple, acotó. “La mayoría de la gente detendrá sus compras de autos” y esto llevará a quiebras, apuntó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.