Usted está aquí: Inicio Economía Cuellos de botella impiden que fluyan recursos para obras de infraestructura

■ Este año sólo se usaron $3 mil 920 millones del Fonadin

Cuellos de botella impiden que fluyan recursos para obras de infraestructura

Víctor Cardoso

Diversos cuellos de botella, particularmente una anquilosada reglamentación de obra pública y falta de estudios de impacto ambiental, han impedido fluir 40 mil millones de pesos acumulados en el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) para impulsar la construcción de obras estratégicas, a fin de fortalecer la economía nacional y reducir los embates de la crisis financiera mundial.

Según un minucioso estudio realizado por los analistas del grupo financiero Ixe, Luis Flores Sánchez y Lucía Martín Rivero, en lo que va del año sólo se han financiado obras por 3 mil 920 millones de pesos de ese fondo.

“De los recursos líquidos disponibles en el Fonadin, en 2008 probablemente se ejecutará 9.8 por ciento para proyectos de infraestructura. Esto lo ha ocasionado la rigidez de las reglas de operación del fondo, esquemas de contratación complicados, una Ley de Obra Pública obsoleta y la falta de estudios de viabilidad e impacto ambiental, entre otros. Para 2009 se planea que el Fonadin pueda incrementar estos recursos a 35 mil millones de pesos”, sintetizan los especialistas.

El Fonadin es uno de los pilares fundamentales en los que el gobierno federal ha basado su plan anticíclico para contrarrestar los efectos negativos de la crisis financiera internacional sobre la economía nacional, junto con el gasto adicional que considera el Plan para Impulsar el Crecimiento y el Empleo, la inversión impulsada por el gobierno federal a través del Programa Económico 2009 y el Programa Nacional de Infraestructura.

Al respecto, los analistas de Ixe señalan la necesidad de superar los retos en materia normativa y operativa para agilizar la ejecución de los recursos porque, advierten, “de no ser así se corre el peligro de un subejercicio de los recursos”, que ya se observa en 2008.

Al respecto, en el análisis advierten sobre la “drástica desaceleración” en el dinamismo del sector de la construcción del país, “pese a las altas expectativas que generó el anuncio del Programa Nacional de Infraestructura a finales de 2007”. Identifican factores que han provocado el “desalentador desempeño”, como problemas técnicos y operativos, que retrasan el comienzo de los proyectos, como la liberación de derechos de vía o trámites administrativos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.