Usted está aquí: Inicio Opinión Centenaria

Centenaria

17 de noviembre de 1908

El Diario*

Escándalo en un prostíbulo

A una casa non-sancta situada en la calle de la Igualdad penetró ayer, en completo estado de ebriedad, un individuo llamado Roberto Marte, quien, acompañado de varias de las pupilas, se hizo servir una gran cantidad de botellas de cerveza, que más tarde se negó a pagar, alegando que él no las había tomado.

Como la encargada de la casa pretendiera obligarlo á cubrir el importe de lo tomado, Marte se enfureció atrozmente y quiso marcharse á cuantos obstáculos se opusieron á su paso, rompiendo todos los cristales del cancel.

Las jóvenes salieron en persecución suya y lo entregaron á la policía acusándolo de daño en propiedad ajena, por lo cual fué remitido á la Cárcel General.

Las mujeres siguen bravas

Para curarlo del defecto de ser veleidoso, M. Dolores González y Carolina Valle, infirieron á su ex amante, Apolinar González, una herida en la cara, de las que en lenguaje del bajo pueblo se conocen con el nombre de “Barboquejos.”

La causa que impulsó á las hembras á tomar venganza fué que Apolinar, habiendo sido amante de las dos, las abandonó para vivir en compañía de otra menos fea.

Las heridoras fueron capturadas é ingresaron á la Cárcel General.

Robaron á un árabe

Felipe Zadar hizo ayer compras en varias casas céntricas de comercio por valor de quinientos pesos encargando de la conducción de ellas á un individuo llamado Julio Villaseñor, que fué el primero que se ofreció para ello.

Como el árabe no ofreció a pagar sino modestísima suma al cargador, éste resolvió aumentar sus ingresos marchándose con la carga, lo cual llevó á efecto dejando á Zadar con palmo de narices.

El robado compareció en la comisaría de la primera Demarcación, dando cuenta del hecho, y la policía logró posteriormente la captura del rata, que ingresó á la cárcel á disposición del turno.

CAL

*Se publicó de 1906 a 1917

Centenaria recogerá, en su grafía original, noticias que publicaban diferentes periódicos hace cien años en la ciudad de México

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.