Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Científicos de la UNAM descubren nuevo tratamiento contra la gastritis

■ La corteza del cuachalalate actúa contra la Helicobacter pylori

Científicos de la UNAM descubren nuevo tratamiento contra la gastritis

De la Redacción

Un equipo multidisciplinario de científicos universitarios descubrió que la corteza del cuachalalate, planta tradicional de la herbolaria mexicana, contiene compuestos que actúan contra el microorganismo Helicobacter pylori, principal causante de la gastritis crónica, por lo que trabajan en aislar sus elementos para probar su posible función como antibiótico en el tratamiento de este padecimiento, que puede degenerar en úlcera gástrica o duodenal y, en menor porcentaje, en cáncer gástrico.

También, se asocia con el linfoma MALT (tejido linfoide asociado a mucosas).

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que la sustancia descubierta tiene efecto bacteriostático (detiene el crecimiento de la bacteria) y bactericida (la mata); del cuachalalate ya se había demostrado que contiene compuestos antiulcerosos y antinflamatorios.

El equipo multidisciplinario lo encabeza Irma Romero Álvarez, del departamento de bioquímica de la Facultad de Medicina, quien sostuvo que las terapias existentes para tratar la gastritis fallan en 20 por ciento de los casos, principalmente porque las bacterias generan resistencia a los fármacos, y de ahí la importancia de encontrar nuevos elementos que ayuden a los pacientes a superar el mal.

La incidencia de la gastritis en México se desconoce, pero se encuentra entre las 10 primeras causas de atención en el sector salud; además se calcula que la prevalencia de personas con Helicobacter es de alrededor de 60 por ciento.

Eso no significa que esas personas desarrollarán el padecimiento ni presentarán los síntomas de la gastritis –acidez estomacal y ardor– o de la úlcera; algunas vivirán con la bacteria sin problemas, aclaró.

En países y regiones industrializadas, como Estados Unidos o Europa, el porcentaje de población con ese bacilo es menor, pues la incidencia depende de factores socioeconómicos que tienen que ver directamente con las condiciones sanitarias de la población.

La académica recordó que antes de 1983 se pensaba que la gastritis era producida por algún elemento físico, como café, alimentos irritantes o estrés; entonces, el tratamiento consistía en antiácidos. Pero ese año se descubrió la presencia de Helicobacter, y ahora se sabe que el tratamiento debe incluir antibióticos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.