Usted está aquí: Inicio Política Ignorantes de sus derechos básicos, al menos 10 millones de personas en el mundo

■ Temen que se enfrente una escalada de abusos por la crisis financiera global

Ignorantes de sus derechos básicos, al menos 10 millones de personas en el mundo

■ ONG mexicanas denuncian ola de agresiones contra activistas defensores de las garantías básicas

Víctor Ballinas

Ampliar la imagen Miembros de la organización HIJOS protestaron frente a la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para exigir la libertad de presos políticos y la entrega de los desaparecidos Miembros de la organización HIJOS protestaron frente a la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para exigir la libertad de presos políticos y la entrega de los desaparecidos Foto: Jesús Villaseca

La titular del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillai, destacó que 10 millones de personas en el mundo no saben todavía que tienen derechos que pueden exigir, y que sus gobiernos son responsables ante ellos y ante el amplio conjunto de leyes nacionales e internacionales.

En el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la funcionaria dijo además que existe un riesgo específico de que, conforme avance la crisis financiera mundial, los individuos y las comunidades más pobres y marginadas del mundo enfrenten una situación aún más grave que hoy.

La pobreza, dijo en un mensaje difundido desde Ginebra, es tanto causa como resultado de violaciones a los derechos humanos, y “tendremos que ser extremadamente vigilantes durante los próximos meses para asegurar que los programas de desarrollo y las redes de seguridad social se mantengan o mejoren para que los efectos de la crisis no resulten desastrosos”.

En su mensaje, Pillai resaltó que a pesar de todos los temores y de la incertidumbre actual “me siento estimulada por la gran atención que la celebración del 60 aniversario ha generado sobre este tema. En todo el mundo organizaciones civiles, instituciones académicas, juristas, personalidades académicas y los medios se han enfocado en difundir la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

En tanto, la secretaria general de Amnistía Internacional (AI), Irene Khan, destacó también en su mensaje por este 60 aniversario que la crisis económica mundial y su impacto en los países pobres “amenaza con hundir en la pobreza a millones de personas en el mundo; por ello, AI insta a los gobiernos a proteger los derechos económicos y sociales con idéntico rigor de los derechos políticos y civiles”.

La dirigente de la organización no gubernamental más grande del mundo destacó que “es el momento de que los gobiernos enmienden seis decenios de fracasos en el ámbito de los derechos humanos y cumplan lo que han prometido”.

A su vez, Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Población, destacó que hoy se puede observar la evolución de un poderoso movimiento internacional en favor de los derechos humanos, “y podemos estar orgullosos del nuevo derecho internacional en la materia”.

Dijo que en el día de los derechos humanos y en el último de los 16 días de activismo para erradicar la violencia contra las mujeres, el UNFPA hace un llamado para acabar con la impunidad, para aumentar la acción y la inversión con el fin de garantizar poder e igualdad a las mujeres y el derecho a la salud reproductiva.

En México, la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos sostuvo que los principales obstáculos que enfrentan los defensores en el país es la falta de reconocimiento de las autoridades al trabajo que realizan, así como la impunidad imperante. La Red hizo un llamado a los gobiernos federal y estatal a abandonar la política de criminalización de la protesta social que se ha impuesto en el país.

“Es hora de escuchar las demandas de toda la sociedad y de abrir caminos a la consulta y a la participación social. El país necesita un gobierno que ponga en primer plano los derechos humanos.”

Ahora “nos volvemos a pronunciar en contra de la pena de muerte y cualquier acción contraria a los derechos humanos, ascala federal, estatal o municipal. La pena de muerte es una acción que demuestra el fracaso total del deber del Estado de proteger a sus ciudadanos y de ofrecer la protección a la que todos tenemos derecho”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.