Usted está aquí: Inicio Política El líder minero Carlos Pavón, en libertad tras ocho días de cárcel

■ Dejó reclusorio en Coahuila tras pagar fianza de más de $5 millones

El líder minero Carlos Pavón, en libertad tras ocho días de cárcel

C. Gómez y L. Ramos (Reportera y corresponsal)

Tras permanecer ocho días recluido en el Centro de Readaptación Social de Monclova, Coahuila, con el cargo de fraude, derivado de una denuncia hecha por Altos Hornos de México, Carlos Pavón Campos, secretario de asuntos políticos del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), fue puesto en libertad ayer a las 18:35 horas, luego de depositar una fianza de 5 millones 611 mil pesos.

En entrevista vía celular, Pavón Campos insistió en que su detención fue totalmente “arbitraria, porque no hay ningún elemento que me incrimine del delito que se imputa”, y agregó que con su aprehensión queda comprobado que “el poder de los empresarios puede más que la justicia”.

El dirigente no descartó que pueda haber una nueva “embestida” en su contra y precisó que la intención del gobierno es “deshacer” el sindicato, pero insistió: “pese a todas sus maniobras, no lo va a lograr”, debido a que el gremio es fuerte y unido, y porque le asiste la razón y la verdad.

Cabe destacar que Pavón Campos fue detenido el pasado 4 de diciembre en su domicilio particular, en la colonia Narvarte, aproximadamente a las 14:30 horas, por elementos de la Agencia Federal de Investigación de la Procuraduría General de la República, y luego fue conducido a una unidad de esta dependencia en Azcapotzalco, para ser trasladado al reclusorio de Monclova, al cual ingresó a las 20:20 horas de ese mismo día, puesto que el juzgado primero en materia penal había ordenado su captura.

En febrero pasado la empresa Altos Hornos de México presentó una denuncia por fraude en contra de Pavón Campos, acusándolo de malversación por más de 18 millones de pesos que la siderúrgica había canalizado a un fondo de huelga.

Pavón Campos remarcó que lo hecho fue una “tarugada porque no hay ningún delito que perseguir; es sólo producto de la campaña en nuestra contra, no hay nada que incrimine a ninguno de los miembros del comité ejecutivo”.

Por su parte, Napoleón Gómez Urrutia, secretario general del SNTMMSRM, mediante el sindicato, expresó que la detención fue “ilegal y arbitraria”, además de que se realizó con “lujo de violencia”, y apuntó que desde un exilio obligado en Vancouver, Canadá, ha seguido muy de cerca el caso, pugnando en todo momento por la liberación de los dos compañeros dirigentes “arbitrariamente apresados”.

Caso de Linares Montúfar

En lo que concierne a Juan Linares Montúfar, presidente del consejo general de vigilancia y justicia, quien fue detenido el 3 de diciembre, fuentes del sindicato refirieron que el gremio está haciendo todos lo posible por también lograr su libertad, pero reconocieron que su caso es “más complicado”. No obstante, manifestaron que no cejarán hasta conseguirlo, pues también fue “injustamente detenido”.

El gremio expresó que ambos arrestos forman parte de las “agresiones y del nefasto abuso de poder con que el actual gobierno federal se está conduciendo contra el sindicato”.

Según el gremio son “embates perversos sin precedentes en el medio laboral mexicano” que tienen como única finalidad “destruir al SNTMMSRM y favorecer así a los intereses voraces y el empecinamiento enfermizo de algunos empresarios, como Germán Larrea Mota Velasco y Alonso Ancira Elizondo, director de Altos Hornos de México”.

Para el sindicato se trata de una “persecución política y falsamente laboral, la cual ha contado con el apoyo cómplice de Javier Lozano Alarcón –titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social– y ahora muy presumiblemente de autoridades políticas oficiales encabezadas por el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont”.

Esta dinámica –subrayó– ha llegado al “grado extremo de congelar la semana anterior los fondos sindicales, con la pretensión de asfixiarlo económicamente y con ello no se puedan proseguir las huelgas legales en curso en Cananea, Sonora; Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero”.

Se señaló también que la liberación de Pavón Campos “es un triunfo más de la unidad, la lealtad y la solidaridad de los mineros, que en todo momento han estado pugnando por esta liberación y por la del compañero Linares Montúfar, para quien también exigimos enérgicamente la inmediata liberación”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.