Usted está aquí: Inicio Economía Los créditos morosos al consumo crecen de modo “alarmante”, advierten analistas

■ Al menos 14 instituciones de crédito operan con índices superiores a 10 por ciento

Los créditos morosos al consumo crecen de modo “alarmante”, advierten analistas

Víctor Cardoso

Aún sin que la crisis financiera llegue a tocar fondo, comenzaron a encenderse los “focos amarillos” en el crecimiento “alarmante”, por encima de la media nacional, del índice de morosidad en créditos al consumo, con el que operan diversas instituciones bancarias, en particular algunas operadas por tiendas de autoservicio y especializadas.

Al menos 14 instituciones de crédito, entre ellas los incipientes bancos manejados por cadenas de tiendas, operan con índices de morosidad en créditos al consumo por arriba de 10 por ciento, que en algunos casos, como el del regiomontano Banco Amigo, del grupo inmobiliario Landus, con sede en Monterrey y escasos 19 meses en el mercado, se ubica en 35.93 por ciento, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

De acuerdo con datos de la casa de bolsa Banamex, los nuevos bancos asumieron el modelo de negocio establecido por Banco Azteca, es decir, altas tasas de interés, cobranza intensiva en mano de obra y fondeo barato.

En el reporte más reciente de la CNBV sobre cartera de crédito y captación se establece un promedio de morosidad de 3.31 por ciento de la cartera total en todo el sistema bancario del país. En esta estadística, Bancoppel, de la cadena Coppel, y Banco Fácil, propiedad de la cadena de autoservicios Chedraui, operan con índices de demora de 18.05 y 14.83 por ciento, respectivamente, las más altas del sistema.

En detalle, en las estadísticas referentes al crédito al consumo, se eleva el número de instituciones con índice de morosidad superior a la media, de 8.10 por ciento, en este segmento de negocio: el más alto es de Banco Amigo, con 35.93 por ciento; Bancoppel, 18.05; Banco Fácil, 14.83; grupo financiero HSBC, 12.15, y grupo financiero Invex, 11.97.

“El crédito al consumo registra una trayectoria débil, con una caída año tras año de 26.5 por ciento en septiembre, según cifras oficiales, mientras a principios de 2008 avanzaba a un ritmo de hasta 20 por ciento. Esta cifra parece alarmante, aunque se debe tener en cuenta que no sólo está afectada por la restricción del crédito, sino también por la distorsión derivada de la reclasificación de los negocios de tarjeta de crédito de algunos intermediarios”, comentan los analistas de Banamex Eduardo Estrada López, Miguel Ulloa Suárez y Jaime Ortiz en su trabajo Autoservicios y tiendas especializadas, nuevos bancos, todavía lejos de marcar una diferencia.

Más aún: consideran que la “desaceleración/recesión seguramente afectará la calidad de las carteras crediticias enfocadas al consumo”. Sobre la política crediticia de las nuevas instituciones bancarias ligadas a cadenas de tiendas especializadas, señalan que la mayoría “están en etapa temprana y su contribución al negocio es todavía muy limitada. Esto es muy evidente en los autoservicios, mientras en el caso de las tiendas especializadas ya se aprecia cierto efecto en ingresos pero también la calidad de su cartera es más vulnerable”.

Tarjetas de crédito y el no pago

El índice de morosidad más alto se presenta en el segmento de tarjetas de crédito, según el reporte de la CNBV. En este renglón se menciona que la media nacional se ubica en 9.91 por ciento.

Ese nivel lo rebasan las tarjetas de crédito Azteca, con 30.22 por ciento; Mifel, 22.56; Bancoppel, 18.05; Fácil, 14.83; HSBC, 14.61; GE Money, 13.11; Afirme, 12.3; Invex, 11.97; Scotiabank Inverlat, 11.36, y Banorte, 11.4.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.