Usted está aquí: Inicio Espectáculos Acné, una de las pocas cintas dedicadas a la adolescencia

■ Es una comedia que habla del primer beso, del sentir en esa etapa: el director

Acné, una de las pocas cintas dedicadas a la adolescencia

■ El largometraje se proyecta en México desde el fin de semana pasado

Juan José Olivares

Ampliar la imagen Alejandro Tocar, el protagonista, en un fotograma de la película de Federico Veiroj Alejandro Tocar, el protagonista, en un fotograma de la película de Federico Veiroj

Rafael Bregman es un adolescente en los años 90. Padece acné, lo que lo vuelve inseguro, tímido y poco atractivo para las chicas. Está concentrado en su iniciación sexual, pero, sobre todo, en asumir su adolescencia. Acné, cinta que el pasado fin de semana se estrenó en México (y que tuvo extraordinaria acogida en festivales como el de San Sebastián), “es una sucesión de experiencias íntimas, tan personales e intransferibles como la masturbación, el debut sexual o el primer enamoramiento”.

Es una comedia que habla del “primer beso, del trance que implica atravesar la adolescencia. El tema juvenil me interesó porque es más o menos a los 13 años cuando se da el despertar sexual y amoroso, comienza a ser más presente en los chicos y chicas. Me interesaba contar cómo es la sensibilidad de ese chico de 13 años, judío, de Montevideo (Uruguay), con ese entorno particular, que tiene acné, y con los nuevos deseos de la época que le toca transitar; me interesaba ver cómo movía por su mundo, y cómo resuelve sus dificultades”, comenta vía Internet el director Federico Veiroj.

El realizador aborda un tema juvenil sin valerse de trucos dramáticos para narrar “vivencias únicas”, sino que muestra de forma directa lo que viviría un adolescente preocupado por el despertar sexual y la carencia de educación de este tipo que viven los jóvenes.

Opina: “No estoy enterado lo suficiente como para emitir una opinión sobre la educación sexual que se imparte a los jóvenes. Pero sí puedo decir que en Uruguay hay cada vez más chicos de menos de 10 años adictos a la pasta base o paco (droga de bajo costo elaborada a partir de los residuos de la cocaína) y que, si bien la escuela es obligatoria, hay muchos niños que no pueden asistir porque tienen que trabajar. O sea, imagino que antes de pensar en la educación sexual de los jóvenes, se debería garantizar que los chicos puedan tener un estándar de vida que les permita asistir a los colegios. Si esto no sucede, la educación de muchos chicos la seguirá impartiendo la calle: violencia, hambre, analfabetismo”.

Como muchas películas iberoamericanas (en este caso es coproducción Uruguay, Argentina, México y España), Acné se puede ver en la República Mexicana gracias al efecto rebote –y a la visión de una distribuidora con buen ojo–, es decir, si tienen éxito en encuentros internacionales, aunque “parecería ser que el ‘efecto rebote’ es necesario; es necesario decir que la película ‘cuenta una buena historia que va a conmover a su público’”.

La calidad de un proyecto, lo principal

¿Será la coproducción la alternativa para contrarrestar el embate del cine estadunidense y crear más producción regional?, se pregunta a Veiroj

Argumenta: “La coproducción en general es una manera de financiar un proyecto. Antes que pensar en los medios de producción, pienso en la calidad de un proyecto y, en lo personal, tampoco pienso en contrarrestar al cine estadunidense, sino en hacer lo que quiero. La producción regional, de donde sea, debe tener calidad; si esto sucede, la vida de esas películas será mayor siempre y cuando también la suerte esté del lado de esa película. Es ridículo pensar en contrarrestar el embate estadunidense si los gobiernos (y ministerios de cultura) de los países no hacen nada al respecto, como apoyar más las producciones locales, a las salas que exhiben cine nacional o latinoamericano... siempre y cuando lo que de fondo interese sean las películas y no las nacionalidades, claro está”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.