Usted está aquí: Inicio Política “Empiezan a ser magníficas” las relaciones México-Cuba: Castro

■ Se reúne por primera vez con Felipe Calderón en el contexto de la cumbre del Mercosur

“Empiezan a ser magníficas” las relaciones México-Cuba: Castro

■ “Nunca debió haber problemas”, afirma el presidente de la isla

■ Habrá visitas recíprocas en 2009

■ Destaca Los Pinos satisfacción de los mandatarios por el fortalecimiento de vínculos

Claudia Herrera Beltrán (Enviada)

Ampliar la imagen Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Venezuela, Hugo Chávez; Cuba, Raúl Castro; México, Felipe Calderón; Paraguay, Fernando Lugo; Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y Chile, Michelle Bachelet, durante la Cumbre de los Jefes de Estado del Mercosur, celebrada en Costa do Sauipe, Bahía  Reuters Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Venezuela, Hugo Chávez; Cuba, Raúl Castro; México, Felipe Calderón; Paraguay, Fernando Lugo; Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y Chile, Michelle Bachelet, durante la Cumbre de los Jefes de Estado del Mercosur, celebrada en Costa do Sauipe, Bahía Reuters

Costa do Sauipe, Bahía, Brasil, 16 de diciembre. Entre México y Cuba no queda ninguna aspereza, declaró el presidente de la isla, Raúl Castro Ruz, después de reunirse por primera vez con su homólogo Felipe Calderón y cerrar así el capítulo de desencuentros que comenzó en el sexenio foxista.

Castro afirmó que las relaciones “empiezan a ser magníficas”, tanto que acordaron que el mandatario cubano estará en México en 2009, en reciprocidad a la visita que efectuará Calderón Hinojosa a la isla.

Al preguntarle si existe la posibilidad de que Felipe Calderón se entreviste con el comandante Fidel Castro, respondió: “Depende de mi hermano”, y se tocó el mentón dibujando la barba del líder de la revolución cubana.

Un saludo para México

Con este encuentro, que duró poco más de una hora, concluyó una historia de diferencias iniciada en el sexenio del presidente Vicente Fox, a raíz de que éste expresó en 2002 la famosa frase: “comes y te vas”, al entonces presidente de Cuba, Fidel Castro, para que abandonara una cumbre en Monterrey y no se encontrara con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Los dos mandatarios se reunieron en este complejo turístico después de que participaron como invitados en la Cumbre de los Jefes de Estado del Mercosur.

Ambos vestían guayabera; la de Calderón era azul con bordados y la de Castro, blanca.

Concluida la entrevista, Raúl Castro aseguró a la prensa que estuvo muy bien y envió “un saludo para México”.

Cuando se le cuestionó si limaron asperezas, respondió: “Yo creo que sí, no queda ninguna, hay que evitar que surjan nuevas”.

–¿Cuál es el estado actual de las relaciones México-Cuba?

–Empiezan a ser magníficas, como debieron ser siempre. Entre México y Cuba nunca debió haber problemas.

Afirmó que el propósito de ambos países parte de resolver los actuales problemas y que no surjan más.

En tanto, el gobierno mexicano emitió un breve comunicado en el cual señaló que los dos presidentes expresaron satisfacción por el proceso de regeneración y fortalecimiento de las relaciones bilaterales, que ha permitido obtener resultados concretos y positivos en los diversos ámbitos de la agenda compartida.

La Presidencia de la República destacó los resultados obtenidos a partir de la entrada en vigor del Memorando de Entendimiento para Garantizar un Flujo Migratorio Legal, Ordenado y Seguro, suscrito en octubre pasado. En esa línea, reiteraron su compromiso de combatir el tráfico de personas, desincentivar los flujos migratorios indocumentados y, sobre todo, garantizar la seguridad y el pleno respeto a los derechos humanos de los migrantes.

También conversaron ampliamente sobre la lucha contra el narcotráfico y coincidieron en la importancia de estrechar la cooperación bilateral en materia de combate al crimen organizado.

En lo referente a la agenda multilateral, ambos mandatarios manifestaron su satisfacción por la reciente adhesión de Cuba al Grupo de Río, bajo la secretaría pro témpore mexicana, en momentos en que la integración regional se ha vuelto instrumento imprescindible para hacer frente a los retos de la globalización.

Además, agradeció la invitación que le fue extendida por el presidente Raúl Castro para visitar Cuba y, a su vez, le extendió otra para visitar México.

Al respecto, se acordó que dichas visitas se realizarán en 2009 en fechas por definirse por la vía diplomática.

La agenda de reuniones bilaterales del presidente Calderón incluyó otra con el presidente de Panamá, Martín Torrijos, y se prevé una más para este miércoles con el brasileño, el anfitrión Luiz Inacio Lula da Silva.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.