Usted está aquí: Inicio Política Greenpeace: luz verde a trasnacionales para experimentar con transgénicos

■ En la Ley de Bioseguridad se excluyó la protección al maíz, dice

Greenpeace: luz verde a trasnacionales para experimentar con transgénicos

De la Redacción

Ampliar la imagen Protesta de integrantes de Greenpeace frente a Los Pinos Protesta de integrantes de Greenpeace frente a Los Pinos Foto: Cristina Rodríguez

La inminente publicación en el Diario Oficial del reglamento de la Ley de Bioseguridad, con la exclusión del régimen especial de protección del maíz, va a frenar cualquier esfuerzo por evitar la contaminación de los cultivos tradicionales con el transgénico, señaló la organización ecologista Greenpeace.

En la entrada principal de Los Pinos, activistas colocaron dos mantas con la leyenda “Fuera maíz transgénico del centro de origen”, y demandaron a la consejería jurídica de la Presidencia que frene la publicación de la modificación del citado reglamento.

Greenpeace consideró que esta propuesta es ilegal, “no incluye ninguna salvaguarda que proteja efectivamente al grano. Por el contrario, allana el camino para que las corporaciones agrobiotecnológicas Monsanto, Pioneer y Dow Agrosciences inicien las siembras experimentales a pesar del riesgo que representan para el maíz mexicano”.

De publicarse ese reglamento sería “un pésimo precedente de violación a la ley por parte del propio gobierno. El procedimiento es ilegal, pues se intenta reformar una normatividad sin pasar por un proceso de consulta, como determina el artículo 69-J de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, y desoyendo las propuestas que más 6 mil personas hicieron para que el maíz se protegiera de forma efectiva”.

Señaló que con esto se pierden las limitadas oportunidades que tienen las autoridades de confinar la contaminación en los lugares donde se ha encontrado, para evitar que siga difundiéndose por todo el campo mexicano.

“Lo peor que pueden hacer las autoridades ante la contaminación transgénica es dar la situación por perdida, incontrolable, y legalizar lo ilegal. Lo que el gobierno debe hacer es esclarecer las fuentes de contaminación, fincar responsabilidades de las empresas dueñas del maíz transgénico y cerrar las fronteras a ese producto”.

México es centro de origen y diversidad genética del maíz, aquí se encuentran 59 razas y alrededor de 200 variedades de la semilla, lo que permite que se cultive en diversas condiciones agronómicas y a cualquier altura.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.