Usted está aquí: Inicio Capital En sólo cinco días el alcoholímetro saturó El Torito

■ Se ha remitido a 539 personas, 140 entre sábado y madrugada del domingo

En sólo cinco días el alcoholímetro saturó El Torito

Mirna Servín

Ampliar la imagen Con la entrada en vigor del alcoholímetro navideño aumentó considerablemente el flujo de personas que entran y salen del centro de detención El Torito, en Tacuba Con la entrada en vigor del alcoholímetro navideño aumentó considerablemente el flujo de personas que entran y salen del centro de detención El Torito, en Tacuba Foto: Víctor Camacho

La aplicación del alcoholímetro navideño derivó en tan sólo cinco días en la saturación del Centro de Sanciones Administrativas El Torito y en un desfile de hombres y mujeres con resaca que egresan de la institución tras cumplir de 20 a 36 horas de arresto.

También están los que salen en la madrugada, horas después de ser detectados por el programa Conduce sin Alcohol, al aceptar la “oferta” de amparo. “Sólo estuve tres horas. Ni estoy borracho, ni nada. Sólo fueron dos cervezas, que me costaron 2 mil pesos, tarifa que me cobró el coyote”, apunta Juan, de 36 años de edad, mientras se termina de quitar la corbata.

Su cara luce hinchada. Él dice que es el sueño, el frío y la incomodidad de estar con ocho personas “en un pequeño cuarto con olor a orines”.

Se reserva los detalles sobre cómo conseguir el amparo que lleva en la mano. No señala a nadie que se lo haya ofrecido a las afueras de El Torito, sólo dice que no hace falta ni preguntar dónde se consiguen esos documentos; “solitos llegan”.

De acuerdo con cifras de la Consejería Jurídica del Distrito Federal, alrededor de 10 por ciento de los detenidos tramitan amparos a través de coyotes, lo que les permite no cumplir temporalmente su arresto.

Empero, según el secretario de Seguridad Pública capitalino, Manuel Mondragón, la policía requerirá a quienes usaron este recurso, y señaló que hasta el momento nadie ha logrado la suspensión definitiva.

Algunos, como Juan, lo saben, pero espera poder negociar su regreso a El Torito a cumplir las 26 horas que le restan “cuando tenga una chamarra y haya cenado algo”.

En tan sólo cinco días de la aplicación del Programa Conduce sin Alcohol se ha remitido a 539 personas.

El récord histórico en cinco años de existencia del programa se marcó durante el pasado sábado y madrugada del domingo, con un total de 140 conductores detenidos en una sola jornada: el máximo anterior era de 133 automovilistas desde 2003.

En la madrugada del sábado, Maricarmen salió de El Torito, pero se quedó en una banca, sin retirarse. “No sé cómo me voy a regresar. No traigo mi teléfono y la zona está muy fea como para caminar o tomar un taxi. Creo que me voy a esperar a que esté más iluminado.”

Y tiene razón, pues el Centro de Sanciones Administrativas El Torito se ubica en Lago Gascasónica y Aquiles Serdán, colonia Huichapan, en pleno barrio de Tacuba, uno de los más peligrosos de la ciudad.

El lugar se encuentra rodeado de puentes vehiculares, lo que hace que los alrededores sean oscuros y solitarios, sobre todo por las noches y las madrugadas.

Lo que más llama la atención de las autoridades capitalinas que reciben a estos conductores en los juzgados cívicos y en El Torito es que, a pesar de la difusión sobre las medidas para detectar a las personas que manejan pese a haber bebido, el número de remitidos es cada vez mayor.

Otro punto de preocupación para las autoridades de El Torito es que este centro sólo tiene capacidad para albergar a 190 personas, lo que ha sido ampliamente superado durante la temporada de posadas, sin contar a otros detenidos, quienes son remitidos por distintas faltas cívicas no relacionadas con el alcohol.

Desde su arranque, el 19 de septiembre de 2003, este programa de la SSP-DF ha sumado 32 mil 219 personas puestas a disposición de las autoridades correspondientes, de las 923 mil 789 entrevistas que ha efectuado.

En este lapso se han aplicado 127 mil 963 pruebas y 16 mil 29 automotores han sido enviados a algún corralón.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.