Usted está aquí: Inicio Política Educar a los hijos, “deber divino” de los padres que ni maestros ni el Estado deben arrebatar

■ No basta con procrear, se debe humanizar a los vástagos, señala Javier Lozano Barragán

Educar a los hijos, “deber divino” de los padres que ni maestros ni el Estado deben arrebatar

José Antonio Román

Ampliar la imagen Los cardenales Ennio Antonelli, Tarcisio Bertone y Norberto Rivera durante el Encuentro Mundial de las Familias Los cardenales Ennio Antonelli, Tarcisio Bertone y Norberto Rivera durante el Encuentro Mundial de las Familias Foto: Yazmín Ortega Cortés

La Iglesia católica reclamó el “deber divino” de los padres de familia de educar a sus hijos, sin que sea “arrebatado” por maestros o educadores, incluso por el Estado.

En el tercer y último día del Congreso Teológico Pastoral del sexto Encuentro Mundial de las Familias, el presidente del Pontificio Consejo para la Salud del Vaticano, el cardenal Javier Lozano Barragán, advirtió que “los maestros son representantes de los padres de familia, actúan en nombre de ellos y nunca deberán actuar y enseñar contra el parecer, criterio y convicciones de los mismos. Por tanto –señaló–, es absurdo arrebatarles su obligación y derecho de educar”.

Sin embargo, advirtió que para que los cónyuges realmente puedan decirse padres y madres de un hijo o hija, es absolutamente necesario que los eduquen. No basta haberlos procreado; si no los han humanizado no podrán con verdad llamarlos hijos. Consecuentemente –dijo–, la vocación de la familia verdadera tiene como elemento esencial, para ser tal, educar a los hijos.

Lozano Barragán, arzobispo mexicano que desde hace más de 10 años es funcionario de la curia romana, presidió la primera sesión de ayer, donde reclamó este “derecho divino” de los padres, e incluso dejó entrever que éstos podrían asumir una posición beligerante para hacer respetar ese derecho.

En tanto, el sociólogo italiano Pierpaolo Donati advirtió que si la sociedad no es capaz de reconocer a la familia y de ayudarle a que sea fiel a su vocación, como la institución fundante de la misma sociedad, difícilmente podrá tener individuos íntegros.

El también director del Centro de Estudios de Política Social Sanitaria de Italia denunció que la sociedad contemporánea hace de la familia una mercancía, la privatiza y la reduce, y, por otro lado, el Estado no la ayuda, porque sustrae de ella su función educativa, para después culparla de tener una crisis de enseñanza.

Concluido el Congreso Teológico Pastoral, el sexto Encuentro Mundial de las Familias continuará hoy con una “fiesta testimonial” en la Basílica de Guadalupe, y mañana, en ese mismo recinto, la clausura con una celebración eucarística.

El Papa seguirá vía satélite la clausura del encuentro

Desde Roma, se informó que el papa Benedicto XVI seguirá en vivo y directo desde el Vaticano la misa en la Basílica que pondrá fin al encuentro mundial. Se dijo que el pontífice, quien no vino al cónclave por recomendaciones médicas, se ubicará en una sala especialmente acondicionada en el palacio apostólico de Roma, donde podrá observar todas las incidencias por medio de una conexión satelital.

Inclusive, tendrá breves intervenciones al inicio y al final de la ceremonia para ofrecer su bendición personal a los asistentes y después anunciará la ciudad sede del siguiente encuentro internacional.

En la ciudad de México, la misa de clausura será presidida por su legado pontificio y secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone.

Además, hoy por la noche, en la misma explanada de la Basílica se proyectará en pantallas gigantes un videomensaje de Benedicto XVI.

En esa actividad, familias católicas originarias de todo el mundo darán su testimonio personal sobre cómo enfrentan la vida diaria y las dificultades en su experiencia religiosa.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.