Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 18 de enero de 2009 Num: 724

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

La autobiografía lectora de Michèle Petit
JUAN DOMINGO ARGÜELLES

Excepto las cigarras
HÉCTOR KAKNAVATOS

El palacio no nacional
RENÉ ASDRÚBAL ANDRÉS

Vida y locura de Ken Kesey
RICARDO VINÓS

El paraíso inocente de Subiela
JUAN MANUEL GARCÍA entrevista con ELISEO SUBIELA

Leer

Columnas:
Mujeres Insumisas
ANGÉLICA ABELLEYRA

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Naief Yehya
naief.yehya@gmail.com

Lecciones no aprendidas:
fin de año y genocidio en Gaza (I DE II)

TRAGEDIA COMO ENTRETENIMIENTO EN LA GRAN PANTALLA

El 2008 terminó con una efervescencia de películas hollywoodenses acerca de nazis y el Holocausto: The Boy in the Striped Pajamas (El niño de la pijama rallada, Mark Herman), The Reader ( El lector , Stephen Daldry), Defiance ( Desafío , Edward Zwick), Valkyrie (Brian Singer), Adam Resurrected ( Adán resucitado, Paul Schrader) y Good ( Bueno, Vicente Amorim). El productor, director y cofundador de Miramax, Harvey Weinstein, declaró al New York Post: “Nunca habrá demasiados filmes sobre el Holocausto. Es un tema maravilloso para ser explorado en cuantas formas sea posible… Espero que nuestros hijos se eduquen acerca del Holocausto para que se cumpla el nunca más. ” Al mismo tiempo, las fiestas decembrinas tuvieron como fondo en las pantallas caseras la masacre de Gaza, la más reciente agresión e incursión sionista en territorio palestino. Es cierto que es necesario repetir las lecciones de la historia para no olvidarlas, lo grave es cuando, en vez de aprender de dichas lecciones, la reiteración nos hace insensibles a las tragedias de nuestro tiempo. 

PROPAGANDA Y DEMOCRACIA


Mercado en Hebrón

No resulta fácil cometer la clase de atrocidades que está llevando a cabo el ejército israelí al bombardear masivamente una de las zonas más densamente pobladas del mundo y presentarse como la víctima. El manejo de la desinformación y la propaganda han jugado un papel fundamental en esta operación militar. Basta ver que en los medios electrónicos y la mayoría de los medios impresos en Estados Unidos el conflicto es referido como la lucha entre Israel y Hamas y no como Israel contra el pueblo palestino. De tal manera el enemigo se convierte en una entidad abstracta, fácilmente estigmatizable y casi universalmente repudiada. Pero este conflicto, como cualquier otro, tiene una historia, y Hamas no es una aberración inexplicable sino el producto de décadas de ocupación, despojo y sistemática aniquilación de líderes del pueblo palestino. El recientemente desaparecido Edward Said escribió: “Israel es frecuentemente señalado como una democracia. Si ese es el caso, entonces es una democracia sin conciencia, un país cuya alma ha sido capturada por la manía de castigar al débil, una democracia que refleja fielmente la mentalidad psicópata de su [ex]líder, el general Sharon, cuya única idea –si esa es la palabra correcta– es matar, reducir, lesionar expulsar a los palestinos hasta quebrarlos.”

UNA LECCIÓN DE HISTORIA MÁS


Soldados israelíes en Hebrón

Charles Freeman, el diplomático estadunidense y ex embajador de eu en Arabia Saudita dice: “Israel comenzó Hamas. Era un proyecto del Shin Bet [la agencia de inteligencia doméstica] con la idea de usarlo para controlar a la olp. ” (Citado en Devil's Game, Robert Dreyfuss). Hamas evolucionó de la Hermandad musulmana con el apoyo de halcones del gobierno israelí como Menahem Begin, Ariel Sharon y Yitzhak Shamir, entre otros. En 1978 Begin legitimó a la Asociación Islámica de Ahmed Yassin (el líder anciano y hemipléjico que fue asesinado en 2004 por un misil israelí mientras viajaba en su silla de ruedas) y dio lugar a la creación de las Ligas de las aldeas , concejos locales anti olp controlados por el Shin Bet. Hamas, cuyo nombre es un acrónimo del Movimiento de Resistencia Islámica que significa fervor, fue fundado entre 1986 y 1987 por Yassin, simultáneamente a la primera Intifada. Hamas al principio sólo empleaba la violencia en contra de otros palestinos, pero apoyó la Intifada , aunque todo mundo sabía que estaba vinculado con el gobierno sionista. En buena medida su función era estorbar, sabotear y mantener un continuo y sangriento estira y afloje con la organización de Yasser Arafat. Más tarde, cuando comenzaron las negociaciones de paz entre la olp y el gobierno israelí (septiembre 1993-septiembre 2000), Hamas se fue debilitando, pero la masacre cometida el 25 de febrero de 1994 por el brookliniano Baruch Goldstein, del movimiento Kach, quien mató a veintinueve palestinos mientras oraban en la Caverna de los Patriarcas de Hebrón, fue el detonador que necesitaba Hamas para revivir y convertirse en la organización terrorista responsable de docenas de ataques suicidas que han cobrado la vida de cientos de israelíes. Hamas fue una estrategia de manipulación extremadamente eficaz para desarticular la lucha palestina por un Estado nacional. Hamas era una organización con pocas probabilidades de éxito en una sociedad educada, políticamente consciente, heterogénea en lo social, cultural y religioso (gran parte de los palestinos son cristianos). A fuerza de destruir toda alternativa, de humillaciones inverosímiles, asesinatos, robo de tierras, presión y acoso, el gobierno israelí logró que Hamas se convirtiera en una organización de masas con el apoyo de más de una tercera parte de los palestinos.

(Continuará)