Usted está aquí: Inicio Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
galvanochoa@yahoo.com • Foro: http://dinero.tv

■ Aconsejan a Obama no repetir errores de Calderón

■ Limitado y lento, el plan anticrisis

■ Slim en el Times de NY

Economistas y expertos en finanzas de importantes firmas internacionales aconsejan al presidente Obama no repetir los errores de Felipe Calderón en su plan anticrisis. Luis Arcentales, economista de Morgan Stanley, con base en Nueva York, entrevistado con otros por la agencia Bloomberg, dice que el programa mexicano “es muy pequeño y muy lento para sacar a la economía de la recesión este año”. Añade: “esto debe servirle de lección a la administración de Obama, que prepara un plan de estímulo de 825 mil millones de dólares, incluidos 90 mil millones para obras públicas”. Las limitaciones del esquema de Calderón provocaron que la actividad del sector de la construcción, en vez de subir, bajara 0.2% en octubre. Por su lado, Gabriel Casillas, economista de UBS AG, dice que “vamos a ver al gobierno hacer más en inversión pública, pero ésta sólo va a compensar la caída en la construcción privada”. El aplazamiento del proyecto de casi 5 mil millones de dólares en Punta Colonet es un revés para la estrategia de obras con inversión pública y privada. Un aspecto fundamental es el crédito. “Tenemos un atorón en Mexico”, dice Edgar Amador, director de estrategia de Dexia SA, el mayor financiero de gobiernos locales. ¿Y la tan traída y llevada refinería? Ha sido presentada como la gran solución a muchos problemas. “Si me dices que vas a construir una refinería, que es un proyecto a varios años, es probablemente lo correcto que debe hacerse”, señala Arcentales. Pero “en términos de estimular la actividad económica inmediatamente, no es la salida”. En concreto: el consejo para el presidente Obama es que si quiere sacar de la recesión a su país no debe cometer los errores de Calderón. Necesita aumentar el presupuesto para la obra pública, vigilar que los contratos se asignen con rapidez y que la banca vuelva a prestar dinero. Yo agregaría que debe cuidar que los contratos no sean botín de sus cuates, y un sueño imposible: castigo a los corruptos.

El filántropo

Me llamó la atención un titular que leí en algún periódico: “El New York Times busca en Slim a un benefactor”. Tal como está planteado el esquema, no tiene ni gota de beneficencia. Slim invertiría 250 millones de dólares y recibiría a cambio acciones preferentes, es decir, le generarán un rendimiento de 10% anual, independientemente de que el periódico registre ganancias o pérdidas. En términos prácticos es un préstamo. (La tasa líder en Estados Unidos es 0%.) Eso significa que ganará dos y medio millones de dólares cada año por toda la vida de la operación –y mucho más en publicidad en todos los medios de información del planeta– por su gesto filantrópico, y si el Times no pudiera rescatar las preferentes, se convertirán en acciones comunes, lo que, a su vez, hará de Slim el accionista principal. En otras palabras, el bienhechor está matando víbora en viernes. La semana próxima cumplirá 69 años, nada en dinero, pero la felicidad no es completa: ha tenido que retomar las riendas de sus negocios, los problemas de salud siguen golpeando al clan.

e@Vox Populi

Asunto: dioses caprichosos

Le escribo por primera vez con una corrección ínfima en un primer nivel, pero que, al pensarla con calma, pone las cosas en perspectiva, y las vuelve más aterradoras (esto no es un afán purista ni helenista, ni histórico... nada). Hay un libro genial que le recomiendo a todo mundo: A quien los dioses destruyen: elementos de la locura griega y trágica, Ruth Padel, Editorial Sexto Piso. Usted cita: “los dioses ciegan a quienes quieren perder”, la cita correcta (o al menos la versión más antigua de la idea) es “a quien un dios quiere destruir, antes lo enloquece”. En el caso de los griegos, la locura, o cierto tipo de locura, le impedía al enloquecido ver con claridad. Con lo que tenemos, retomando su argumento sobre Calderón, que el presidente no está ciego, sino loco, de poder, de sí mismo, ciego por su propia locura, en manos de las Erinias, según Esquilo, “las eternas hijas de la noche”. Después de tan optimista comentario, le dejo una felicitación por su espacio.

Elizabeth Flores/Distrito Federal

R: Querida Elizabeth: ¿estaremos salados? El Vaticano diagnosticó que Fox tiene los cables fosfatados y, según su impecable razonamiento, Calderón tendría goteras en la azotea. ¿Cuándo nos tocará uno normalito?

Asunto: devaluadas reservas

Dice su columna de este lunes que “las reservas internacionales de México, invertidas en bonos del Tesoro de Estados Unidos, se han devaluado con el dólar”. Pues si el peso se ha devaluado, ¿no significa que nuestras reservas, en dólares, han aumentado su valor en pesos? O quizá usted se refería a que el dólar se ha depreciado respecto de otras monedas, como el yen. Pero veo que le ha ganado terreno a la libra y al euro. En fin, me dejó confundido con ese dato.

Lic. Patricio Cheung Espinosa/Hermosillo

R: El escaso terreno ganado por algunas monedas no compensa la devaluación del dólar. Un ejemplo es el euro: tenían un valor igual; sin embargo, hoy se necesita un dólar 30 centavos para comprar un euro. Como Guillermo Ortiz tiene invertidas las reservas internacionales en bonos del Tesoro, se han devaluado. Los bancos centrales de otros países han optado por canastas de monedas fuertes y lingotes de oro.

Asunto: Lincoln e Hidalgo

Sólo una apreciación en tu comentario: la guerra civil comenzó el 12 de abril de 1861. Claro que la causa principal fue detener la abolición de la esclavitud, pero como cuestión económica, no para defender los derechos de las personas de raza negra.

Edmundo Gerardo/Distrito Federal

R: Cualquiera que haya sido la causa principal, y es difícil separar una de otra, nada resta grandeza a Abraham Lincoln. Por cierto, medio siglo antes el padre Hidalgo había abolido la esclavitud en México.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.