Usted está aquí: Inicio Política Sueño guajiro, pensar que el nuevo presidente cambie la realidad: IP

■ Sus decisiones se reflejarán en seis o nueve meses: investigadores

Sueño guajiro, pensar que el nuevo presidente cambie la realidad: IP

Erika Duarte

La magnitud de la crisis económica en Estados Unidos es tan profunda, que va más allá de la persona que ocupe la presidencia, cuyas decisiones comenzarán a reflejarse hasta dentro de seis o nueve meses, consideraron investigadores y empresarios, luego del relevo de poder en la Casa Blanca y la caída de los mercados internacionales.

Obama llega en una situación económica muy débil para Estados Unidos y no sólo tiene que arreglar la casa de todo lo malo que hizo George W. Bush, sino enfrenta una serie de problemas muy profundos en el sistema nacional, dijo Alicia Girón, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

“Gran parte del problema es que los circuitos de un sistema financiero son como las cañerías de un gran edificio (que viene a ser el sistema monetario internacional). Las cañerías están tapadas, pero además hay unas que están rotas y no hay manera de controlar esas fugas de agua. La situación es muy dramática y no hay plan económico que pueda empezar a destapar esas cañerías ni las fugas de agua ahora”, explicó. Apuntó que la volatilidad es un factor importante, en momentos en que los mercados están muy sensibles. Ejemplo de ello es que en sólo dos días Wall Street ha perdido 20 mil millones de dólares. “No se sabe si la crisis ya tocó fondo o vienen nuevas sorpresas”, subrayó.

Tras la caída de los mercados bursátiles el día de la llegada del nuevo presidente de Estados Unidos, Lorenzo Ysasi, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), consideró que es un “sueño guajiro” esperar que el arribo del nuevo presidente cambie la realidad económica en que vivimos.

Se debe tomar en cuenta que la situación financiera de Estados Unidos es sumamente grave, con problemas de déficit de instituciones financieras, de grandes empresas como las automotrices. Lógicamente el primer mensaje del presidente entrante no marca claramente un rumbo, dijo el dirigente empresarial, quien agregó que la definición de una política económica del nuevo mandatario estadunidense vendrá en los próximos 30 o 60 días, cuando se vean las acciones directas que ejercerá y quizá en ese momento sea cuando puedan comenzar a verse reacciones más favorables en los mercados.

Ysasi Martínez afirmó que sin duda es un factor positivo el relevo de poder en la Casa Blanca, “lo importante es la distensión política a nivel internacional, el hartazgo que existía con la gestión de Bush y la expectativa del mundo entero ante nuevas oportunidades y cambios tanto en política económica como en política exterior. Seguramente vendrá una nueva era.

“Desde nuestra perspectiva, es clara muestra del profesionalismo y ética del presidente entrante no hablar y no decir de más, antes de tener todos los elementos para hacerlo. Eso es positivo y seguramente en los días siguientes empezará a haber decisiones directas sobre los planes y las políticas planteadas hacia el Congreso y sobre las que el propio Barack Obama pueda tomar. Esperemos tengan un resultado positivo en los mercados.”

En tanto, Ricardo González Sada, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que la llegada de Obama abre una perspectiva optimista y mucho más dinámica para resolver los problemas de un mundo globalizado. “Estamos frente a un liderazgo renovado que, consideramos, permitirá fortalecer y vigorizar las relaciones con nuestro país que permitan alcanzar resultados en temas tan relevantes como seguridad, migración y asuntos económicos”, confió.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.