Usted está aquí: Inicio Economía Consorcios de EU y Europa despedirán a 70 mil personas

■ Buscan enfrentar la fuerte desaceleración económica y mantener sus finanzas a flote

Consorcios de EU y Europa despedirán a 70 mil personas

■ Promete Obama “actuar con premura” para hacer aprobar el plan de reactivación económica

■ El fabricante Caterpillar suprime 20 mil empleos ante la caída de 20 por ciento en sus ventas

Reuters y Afp

Nueva York, 26 de enero. Con el fin de hacer frente a la fuerte desaceleración económica, reducir costos y mantener sus finanzas a flote, grandes consorcios en Estados Unidos y Europa anunciaron recortes de empleos que afectan a más de 70 mil personas. La medida se da en medio de decepcionantes resultados corporativos, sombríos panoramas de ganancias y una revisión a la baja de la meta del crecimiento mundial por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al abrir una conferencia de prensa, el presidente Barack Obama expresó en relación a los planes de restructuración anunciados en los últimos días, que esas medidas afectan a personas de carne y hueso “cuyas familias han sido golpeadas y cuyos sueños han quedado truncos”.

El mandatario prometió “actuar con premura” para hacer aprobar el plan de reactivación económica. “Estoy impaciente por firmar un plan de recuperación y reinversión que hará volver nuevamente a millones de estadunidenses al camino del empleo, y pondrá los mojones para una reactivación durable”, agregó.

Las medidas más drásticas fueron anunciadas por el fabricante de maquinaria de construcción Caterpillar, con 20 mil empleos suprimidos en el mundo (18 por ciento de sus efectivos), para adaptarse al año “más débil de la posguerra”. Caterpillar anticipó una caída de 20 por ciento de en sus ventas anuales, además de una baja de 32 por ciento en sus ganancias trimestrales, el año más débil para su negocio desde la Segunda Guerra Mundial.

Pero los despidos comenzaron en Europa con la fabricante de artículos electrónicos Philips, que eliminó 6 mil puestos y una pérdida mayor a la esperada de mil 900 millones de dólares, su primer déficit trimestral desde 2003.

En el sector farmacéutico Pfizer, junto al anuncio de la compra de su rival Wyeth, comunicó el despido de 10 por ciento de su personal hacia 2011, con el objetivo de economizar 2 mil millones de dólares. La fusión con Wyeth llevará a Pfizer a emplear unas 137 mil personas en el mundo.

El operador de telecomunicaciones Sprint Nextel presentó un plan de restructuración que afecta 8 mil puestos (14 por ciento de sus efectivos) para lograr “una estructura de costos competitiva y permanecer sana financieramente en este entorno económico difícil”.

Presente en un mercado siniestrado por la crisis del sector inmobiliario, el especialista en materiales y productos para la construcción, jardinería y amueblado Home Depot anunció su decisión de suprimir 7 mil empleos (2 por ciento de su personal). En Caterpillar, Sprint Nextel y Home Depot, los despidos se realizarán antes de fines de marzo.

El constructor de automotores General Motors, actualmente seguido de cerca por las autoridades estadunidenses que inyectaron 4 mil millones de dólares en sus exhaustas arcas el mes pasado, proyecta suprimir 2 mil empleos, luego de poner varias de sus plantas de Norteamérica en paro técnico en los últimos meses.

El jueves pasado, el gigante estadunidense del software Microsoft anunció que eliminará 5 mil puestos en los próximos 18 meses, mil 400 de ellos inmediatamente. También la semana pasada el constructor de motos Harley-Davidson había anunciado mil 100 despidos en dos años.

Por otra parte, el líder mundial del cartón Smurfit-Stone se amparó en la ley de quiebras, a causa de la reducción de la demanda y “del congelamiento del mercado crediticio” que le impiden enfrentar la crisis. El grupo, que emplea 22 mil personas, deberá restructurarse bajo la supervisión de un juez.

Cerca de 600 mil nuevos desempleados solicitaron beneficios la semana finalizada el 17 de enero. La tasa de desempleo en Estados Unidos alcanza ahora un récord en 16 años, situándose en 7.2 por ciento de la población económicamente activa.

Todas las empresas justificaron los anuncios por el deterioro de la economía y sus temores sobre las perspectivas para 2009.

En Europa, ING despidió a 7 mil de sus 130 mil empleados, sustituyó a su presidente ejecutivo y obtuvo garantías del gobierno holandés. Corus, la segunda siderúrgica del continente, indicó que eliminará 3 mil 500 empleos a nivel mundial, incluyendo 2 mil 500 en Gran Bretaña.

En Tokio, la japonesa Toyota Motor espera producir 6.5 millones de vehículos a nivel mundial este año, lo que implicaría una caída mayor a 20 por ciento, frente al estimado para 2008, informó el diario Chunichi.

El FMI rebajó su estimación sobre el crecimiento mundial en 2009 a 0.5 por ciento, desde el 2.2 por ciento previsto en noviembre, comunicó una fuente, después de que el domingo lo había hecho a entre uno y 1.5 por ciento. Mientras tanto, los mercados accionarios operaban en alza alentados por otras noticias.

Si bien no anunció recortes de empleos, DP World, con sede en Dubai, uno de los operadores de puertos para contenedores más grandes del mundo, dijo que estaba considerando poner bajo revisión todos los proyectos de expansión, y que recortaría costos y congelaría las contrataciones.

“El ambiente económico sigue estando extremadamente frágil”, externó el estratega del Commerzbank, Hans-Juergen Delp. La contracción crediticia cobró otra víctima, esta vez el gobierno de Islandia, cuyo primer ministro, Geir Haarde, reconoció que había colapsado en medio de la crisis financiera.

El Estado noruego debió recurrir nuevamente a sus reservas y presentó un paquete de estímulo fiscal de 2 mil 870 millones de dólares para impedir que la tasa de desempleo siga creciendo.

Bancos colapsados

Los bancos han sufrido lo peor de la crisis del crédito, la cual se generó por incumplimientos masivos en los pagos de préstamos para la vivienda en Estados Unidos. El sector registró una ola de consolidaciones debido a que los bancos líderes de todo el mundo colapsaron o fueron comprados.

Pero las acciones del británico Barclays treparon el lunes 73 por ciento, después de que el banco mencionó que la ganancia antes de impuestos que estima en más de 5 mil 300 millones de libras (7 mil 300 millones de dólares) en 2008 incluirá amortizaciones por 8 mil millones de libras y que arrancó el año con buen pie.

Royal Bank of Scotland también anunció que eliminará 750 empleos en su unidad irlandesa Ulster Bank. Las pérdidas obligan a los prestamistas a renovar las operaciones a lo largo de Europa, incluyendo el sector de administración de activos, debido a que sufre un huída de dinero de los clientes y amortizaciones sobre las inversiones.

Los bancos franceses Credit Agricole y Societe Generale anunciaron el lunes un acuerdo preliminar para fusionar sus brazos de administración de activos, lo que creará la cuarta firma del segmento en Europa.

Así, los sufridos bancos europeos revelaron, además de recortes laborales, pérdidas. Las acciones del grupo holandés ING y del británico Barclays lideraron una recuperación sectorial por expectativas de que estén enfrentando la crisis financiera con mejor pie.

ING, con base en Amsterdam, expuso que enfrentó una pérdida de mil millones de euros en 2008, removió a su presidente ejecutivo al tiempo de eliminar los 7 mil empleos mencionados, pero la noticia de que el Estado holandés garantizará sus activos en términos más beneficiosos de lo esperado impulsó a la banca europea.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.