Usted está aquí: Inicio Cultura Elogian el trabajo “inteligente y propositivo” de Silvio Zavala

■ Rindieron homenaje al historiador, quien hoy cumple cien años

Elogian el trabajo “inteligente y propositivo” de Silvio Zavala

■ Colegas, discípulos, amigos, lectores y familiares agradecieron su fecunda labor historiográfica

■ Crear y albergar una cátedra con el nombre del estudioso, propuesta de la SEP al Colmex

Arturo García Hernández

Ampliar la imagen Silvio Zavala durante su homenaje, ayer, en El Colegio de México Silvio Zavala durante su homenaje, ayer, en El Colegio de México Foto: Carlos Ramos Mamahua

Todo lo que un ser humano creativo, laborioso, inteligente y sabio puede hacer durante un siglo, lo ha hecho Silvio Zavala.

De ello dieron constancia sus colegas, discípulos, amigos, admiradores, familiares y funcionarios públicos, reunidos para reconocer y agradecer la fecunda labor del historiador que justo hoy cumple cien años de vida.

Cerca del mediodía de ayer, Zavala hizo acto de presencia en la sala Alfonso Reyes de El Colegio de México (Colmex) –casa que él ayudó a consolidar y de la cual fue su tercer presidente– para recibir el homenaje.

Con la mente lúcida, la emoción en el rostro y el cansado cuerpo en una silla de ruedas, Zavala escuchó elogios, agradecimientos y la enumeración de su obra amplia y diversa; al final se tomó fotos con cuanta gente así lo quiso, escuchó Las Mañanitas en voz de los presentes y apagó las tres velas que formaban el número “100” sobre un pastel.

Hombre deslumbrante

En su calidad de anfitrión y presidente del Colmex –institución organizadora del acto–, Javier Garciadiego abrió la sesión destacando el consenso existente entre sus discípulos, colegas y lectores sobre el trabajo “inteligente y propositivo” desarrollado por el historiador que en 1941 fundó el Centro de Estudios Históricos.

Recordó que fue durante la presidencia de Zavala que el Colmex tuvo su primera sede formal y alivió la “gravísima situación económica” por la que entonces atravesaba.

Además de Garciadiego, en el homenaje hablaron representantes de todas aquellas instituciones con las que Silvio Zavala ha tenido que ver y que, evidentemente, se han beneficiado de su trabajo.

En representación de la Academia Mexicana de la Lengua, José Moreno Alba saludó al homenajeado y recordó su discurso de ingreso a ese cuerpo colegiado, El castellano, lengua obligatoria, como una referencia obligada sobre un asunto que no es sólo histórico, sino también un problema contemporáneo: “En pocos textos puede verse a la historia y a la lingüística entrelazadas con tanta sabiduría”.

Tercero en intervenir, Enrique Krauze habló en nombre de El Colegio Nacional, del cual Zavala es decano: “maestro de generaciones, ha sido un oficiante enciclopédico, severo, laborioso y lúcido de la historia patria”.

También destacó la importancia de los estudios del historiador centenario sobre Vasco de Quiroga y fray Alonso de Veracruz, así como el libro La filosofía política de la conquista de América, “que se puede leer con gran provecho intelectual y literario”.

El director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Alfonso de Maria y Campos, recordó el paso de Silvio Zavala por el Museo Nacional de Historia y propuso que se abra un Museo a la Revolución Mexicana en la antigua Aduana de Ciudad Juárez.

Tocó a Santiago Borrero, secretario general del Instituto Panamericano de Geografía e Historia, recordar la labor de Zavala como presidente de la comisión de historia de esa institución, donde fundó la revista Historia de América, también referencial en el ámbito historiográfico.

Con la representación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el demógrafo Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Superior, sostuvo que el festejado es “uno de esos hombres excepcionales que deslumbran en todo lo que se proponen”. Al final propuso, en nombre de la titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, que el Colmex instituya y albergue la Cátedra Silvio Zavala.

Entre la música y la historia

De la Secretaría de Relaciones Exteriores, Lourdes Aranda recordó el trabajo diplomático de Zavala, sobre todo como embajador de México en Francia y como representante permanente ante la UNESCO.

El escritor Arturo Azuela, del Seminario de Cultura Mexicana, señaló que antes de cumplir 40 años, Zavala ya era el miembro más joven de El Colegio Nacional. De su bibliografía “extensa y admirable”, destacó El servicio personal de los indios en la Nueva España.

Investigador del Centro de Estudios Históricos del Colmex, Andrés Lira González hizo notar que de sus cien años de vida, Silvio Zavala ha dedicado 75 a su intensa labor académica e intelectual, entre la que destacó las investigaciones sobre la historia del trabajo en la Nueva España.

Última en participar, María Eugenia Zavala, directora del Departamento de Sociología de la Universidad de París, compartió aspectos y anécdotas de la vida al lado de su padre, hijo de un comerciante yucateco, segundo de cinco hermanos, que según contaba su madre a los tres años ya sabía leer, por lo que se le consideraba “un niño totalmente anormal”.

Contó que era un consumado deportista, que practicó futbol, tenis, gimnasia, pero también tocaba el piano: “Tuvo que escoger entre la música y la historia”.

No sabemos lo que la música mexicana perdió con la elección que hizo Silvio Zavala, pero todos saben lo que ganaron la historiografía, la academia y la cultura en general.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.