Usted está aquí: Inicio Economía Aseguran que Wal-Mart despedirá a más de 24 mil empleados en México

■ Organización de Trabajadores de la cadena contradice la información que ésta da a la BMV

Aseguran que Wal-Mart despedirá a más de 24 mil empleados en México

Susana González G.

Ampliar la imagen Tienda de Wal-Mart en la delegación Alvaro Obregón Tienda de Wal-Mart en la delegación Alvaro Obregón Foto: José Núñez

El corporativo trasnacional Wal-Mart, considerado el mayor empleador del sector privado en México, pretende despedir a 20 empleados en cada una de las mil 204 tiendas que tiene en el país durante el primer trimestre de 2009, es decir 24 mil 80 empleados en total, para reducir sus costos de operación y hacer frente al desplome de ventas que ya enfrenta por la crisis, denunció la Organización de Trabajadores del Grupo Wal-Mart de México.

En enero prácticamente ya se cumplió el 40 por ciento de la meta trimestral, es decir que quedaron sin trabajo alrededor de 9 mil personas que equivalen a 5 por ciento de la plantilla laboral de la trasnacional, abundó la organización.

El 20 de enero, por ejemplo, la Cámara Nacional de la Industria Panificadora reportó que en Morelia, Michoacán, la empresa comenzó a despedir al personal de panadería sin justificación alguna, por lo que el caso llegó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Secretaría de Desarrollo Económico local.

Al buscar la confirmación o negación de dicha información, Wal-Mart se limitó a responder a La Jornada que “periódicamente hacemos revisiones y ajustes de nuestra plantilla”, con el fin de responder a las exigencias del mercado y mantener su oferta de valor en beneficio de los clientes.

La oficina de comunicación corporativa precisó que el grupo cuenta actualmente “con más de 167 mil asociados”, como llaman a sus trabajadores y empleados, y que durante 2008 generaron más de 10 mil nuevos empleos permanentes en el país.

Pero nada informaron sobre los recientes despidos ni eventuales recortes en el corto plazo, pues adujeron que por tratarse de información delicada y confidencial sólo puede difundirse una vez que Wal-Mart la reporte a sus inversionistas del grupo y ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo cual está previsto para el 19 de febrero, al tiempo que recordaron que en el subsector comercial al que pertenecen existe una rotación de hasta 40 por ciento en el personal.

Sin embargo, la Organización de Trabajadores del Grupo Wal-Mart aseguró que los recientes despidos superan la rotación “normal” que registra la transnacional, cuya política laboral hacia sus empleados resumió en la frase “contrata, explota y desecha”.

Creada desde hace dos años para defender los derechos laborales de los trabajadores del corporativo, la organización sostuvo tener presencia y redes de apoyo en todas las tiendas y áreas de Wal-Mart del Distrito Federal y zona coburbada –donde se concentra la mayor parte de las sucursales y oficinas–, incluidos los puestos directivos, y por ello ha tenido acceso a los planes y recortes de personal previstos para el inicio de este año.

Así y contrario a los informes de crecimiento públicos de Wal-Mart –tan sólo en diciembre anunció la creación de 36 tiendas nuevas con mil 800 puestos de trabajo–, la Organización de Trabajadores aseguró que las ventas de la trasnacional se han desplomado desde el tercer trimestre de 2008 y enero de 2009.

Muestra de ello, informó, es que por primera vez desde que el grupo se fusionó con Cifra para comenzar a operar en México, cerró una tienda –Suburbia Interlomas– y aunque adujo razones administrativas, sólo 10 por ciento de los 240 empleados que ahí laboraban fueron reubicados en otras sucursales, pero muy lejos de su empleo original, como una estrategia más que usa la empresa para forzarlos indirectamente a renunciar.

Según la Organización de Trabajadores, los gerentes de las sucursales de los siete diferentes supermercados, restaurantes y tiendas departamentales de Wal-Mart fueron citados en las oficinas corporativas, ubicadas cerca de donde existió el Toreo de Cuatro Caminos, y recibieron la instrucción de despedir a 20 trabajadores por sucursal entre enero y marzo del presente año.

Así que dichos directivos han tenido que recurrir a cualquier treta para cumplir la cuota impuesta y sobre todo que los trabajadores firmen voluntariamente su renuncia para evitar el pago de la liquidación que por ley les corresponde, para no generar más gastos a la trasnacional. El embate ha sido parejo, reveló la organización, ya que los recortes se aplican lo mismo en cajeros, vendedores o personal de intendencia que han sido obligados a renunciar por algún error o falla.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.