Usted está aquí: Inicio Estados Agrupaciones de sexoservidoras rompen con el Coesida en Jalisco

■ Lo culpan de cierre de inmuebles por declarar que hay narcomenudeo

Agrupaciones de sexoservidoras rompen con el Coesida en Jalisco

Mauricio Ferrer (Corresponsal)

Guadalajara, Jal., 7 de febrero. Agrupaciones integradas a la Red Mexicana de Trabajo Sexual (RMTS) en Jalisco, rompieron vínculos con la titular del Consejo Estatal para la Prevención del VIH/Sida (Coesida), Blanca Estela Estrada Moreno, cuyas “irresponsables” declaraciones sobre presuntos “picaderos” propician la represión policial.

“Policías judiciales ya indagan los aparentes picaderos, las supuestas drogas inyectables que se venden y el papel de las trabajadoras sexuales y encargados de esos lugares en el narcomenudeo”, manifestó hoy la RMTS hoy en un comunicado de 20 puntos.

El viernes por la tarde –tras la deliberación en asamblea el 5 de febrero– trabajadoras y trabajadores sexuales transgénero de los núcleos cooperativos de la asociación se apostaron ante el Coesida para encarar a Estrada Moreno.

Ante la protesta la funcionaria dijo que los días 27 y 28 de enero hubo un taller sobre la relación entre drogas inyectables y VIH/Sida, que incluyó un registro de sitios riesgosos en Guadalajara.

“No quisimos violentar derechos de nadie, pero sí me parece que las personas inconformes manipulan el asunto pues visitamos varios lugares y pretendimos informar lo que hacemos, quiénes somos y dónde nos hallamos”, dijo la especialista.

Según la RMTS, “la doctora señaló a San Juan de Dios y la Antigua Central Camionera entre los focos rojos de drogas inyectables, equiparándolos a los existentes en Tijuana, Puerto Vallarta y la colonia de ex marines gringos de Chapala y sus alrededores”.

En el curso de capacitación y prevención del VIH/Sida en usuarios de drogas inyectables –dijeron los manifestantes– la titular del Coesida “visitó varios hoteles donde operan integrantes de la RMTS para ‘verificar’ la entrega de condones y si los trabajadores y trabajadoras tenían marcas que revelaran el uso de drogas inyectables”.

Estrada Moreno recorrió sitios “de encuentro” ubicados en las calles Gigantes, 5 de Mayo, Parque Morelos y Hotel París de Guadalajara, y con ello “preparó el terreno para los operativos contra el narcomenudeo”, actividad que según la RMTS no existe.

“El año pasado el DIF denunció presunta prostitución infantil donde no la hubo, pero dos promotoras de salud de la RMTS sí fueron detenidas, y luego se les excarceló por estar libres de toda responsabilidad penal, civil y/o administrativa”, señala el documento.

Los sexoservidores y servidoras organizados inscribieron el incidente dentro del propósito municipal de “limpiar” el corredor turístico de San Juan de Dios a la Antigua Central Camionera para construir la Villa Panamaericana de 2011.

Recriminaron a la funcionaria su omisión de que las declaraciones irresponsables facilitan pretextos para clausurar establecimientos mercantiles y fincar responsabilidades penales por narcomenudeo donde no existen.

Por lo anterior, la RMTS rompió relaciones con el Coesida y solicitó pronunciamientos del Centro Nacional para la Prevención del VIH/Sida, así como del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y los militantes de la otra campaña del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.