Usted está aquí: Inicio Economía Por “ausencia de confianza”, salieron del país 50 mil mdd

■ Sigue la sangría de capitales extranjeros invertidos en acciones y bonos de deuda interna

Por “ausencia de confianza”, salieron del país 50 mil mdd

■ Es el principal factor detrás de la depreciación del peso frente al dólar, dice BBVA Bancomer

■ El monto duplica el ingreso por remesas en 2008 y supera lo captado por exportación de crudo

Roberto González Amador

En un entorno de “ausencia de confianza”, 50 mil millones de dólares de capitales extranjeros invertidos en acciones de empresas mexicanas y en bonos de la deuda interna del gobierno federal salieron de México en los últimos meses, como parte de una corrida que continúa ahora y que “es el principal factor detrás de la depreciación del peso” frente al dólar, aseguró este miércoles un reporte de BBVA Bancomer, el mayor grupo financiero del país.

La magnitud de la salida de capitales de México, mayor incluso a la reportada durante los meses previos al desplome económico de 1995, es equivalente a que en seis meses salió del país una tercera parte de la inversión de capital extranjero en México, añadió el reporte del consorcio financiero español.

Para efectos comparativos, la salida de capitales reportada por BBVA Bancomer duplica el ingreso de divisas por remesas en 2008, que fue de 25 mil 144 millones de dólares, y supera incluso a la captación anual de recursos por exportaciones de petróleo crudo, que el año pasado representó para el país 43 mil 324 millones de dólares, según cifras del Banco de México.

De mayo a octubre de 2008 –precisamente el mes en que se agudizó la crisis en los mercados internacionales de capital y comenzó a trasladarse ese efecto a la economía mexicana– salieron de México “más de 34 mil millones de dólares” de recursos de inversionistas extranjeros en el mercado de capitales, es decir, en acciones de empresas nacionales que cotizan en el mercado de valores, indicó el grupo financiero. Estos datos representan en torno a 30 por ciento de las inversiones de capital de extranjeros en el país, añadió.

Mientras tanto, el mercado de bonos no ha sido la excepción, expuso. “Desde la máxima tenencia de bonos de extranjeros alcanzada a principios de agosto, cuando fue de 29 mil millones de dólares, ha disminuido en poco más de 11 mil millones de dólares, después de que la tasa de fondeo bancario se ubicó en 8.25 por ciento”, agregó el reporte, elaborado por los especialistas Ociel Hernández Zamudio y Javier Amador Díaz.

El reporte añadió: “Si sumamos las salidas de inversiones del mercado de capital y las del de bonos, éstas se ubican en torno a 50 mil millones de dólares. Estas salidas son el principal factor detrás de la depreciación del peso durante los últimos meses y la continuación de éstas explica la persistencia de su debilidad, más allá de lo que indicarían las perspectivas macro”.

La “ausencia de confianza” y el “nulo apetito por riesgo” siguen presentes y, en consecuencia, “la salida de flujos de inversión de países emergentes no se ha detenido”. No se vislumbra, añade el reporte, un cambio de esta tendencia a corto plazo.

Impacto general

Los especialistas del grupo financiero expusieron que la salida de inversión extranjera ocurrida en México se ha registrado en otras naciones en desarrollo.

En un mes en que la crisis financiera adquirió dimensiones globales (entre el 15 de septiembre, cuando quebró Lehman Brothers, y el 15 de octubre, cuando se dio el primer programa de asistencia gubernamental al sector financiero), el peso mexicano se depreció 22.4 por ciento frente al dólar. Los analistas expusieron que hubo elementos domésticos que coyunturalmente intensificaron las presiones sobre la moneda mexicana, en especial la demanda de dólares de corporativos involucrados en operaciones con derivados financieros. Sin embargo, “la velocidad de la debilidad de la moneda ha obedecido primordialmente, y lo sigue haciendo, a la salida de flujos de los mercados emergentes”.

En el caso de México, el nivel de inversión extranjera en los mercados de capital en los últimos seis meses ha disminuido 41 por ciento respecto al saldo de septiembre de 2008, monto superior al promedio de los países emergentes, 38 por ciento, y menor al del Este de Europa y América Latina, de 54 y 48 por ciento.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.