Usted está aquí: Inicio Capital Chocan granaderos y vecinos por desalojo en Azcapotzalco

■ Se usaron tanques de gas como lanzallamas contra los policías

Chocan granaderos y vecinos por desalojo en Azcapotzalco

■ El enfrentamiento deja cinco lesionados entre los inconformes

Mirna Servín Vega

Ampliar la imagen Presuntos invasores de terrenos repelieron a los granaderos que apoyaban el desalojo de un local en Azcapotzalco Presuntos invasores de terrenos repelieron a los granaderos que apoyaban el desalojo de un local en Azcapotzalco Foto: Víctor Camacho

Ampliar la imagen Uno de los heridos durante el desalojo Uno de los heridos durante el desalojo Foto: Víctor Camacho

Un conflicto entre particulares por un local por el cual no se pagaba renta, desató un enfrentamiento entre granaderos y vecinos que se presentaron ayer por la mañana a ejecutar la orden de desalojo del inmueble ubicado en calles de la delegación Azcapotzalco.

El enfrentamiento dejó por lo menos cinco personas lesionadas, ya que durante la conflagración los inconformes lanzaron palos, piedras y botellas de refresco contra los uniformados.

Los hechos ocurrieron poco antes de mediodía, cuando más de cien personas, que se identificaron como integrantes de la Asamblea de Barrios, se manifestaron contra el desalojo del local ubicado en el número 120-D de la avenida Aquiles Serdán, casi esquina con Ferrocarriles Nacionales.

Los manifestantes bloquearon dicha vialidad y se armaron incluso con tanques de gas y lo que parecían ser bombas molotov. Ante ello, elementos del cuerpo de granaderos de la policía capitalina llegaron al lugar para tratar de liberar la avenida.

Sin embargo, los inconformes se negaron a replegarse y empezó el enfrentamiento, en el que se utilizaron los tanques de gas como lanzallamas.

El choque entre ambas partes duró poco más de media hora, ya que por momentos se calmaban los ánimos de los vecinos, pero era sólo para volver a armarse de piedras e iniciar la refriega.

No obstante, las autoridades correspondientes lograron efectuar el desalojo del local, que de acuerdo con el dueño, tenía alrededor de tres años de que no percibía la renta.

Algunos vecinos señalaron a los inconformes como un grupo bien conformado dedicado a invadir inmuebles en la zona, en este caso, un local habilitado como taller de embobinado de motores.

Algunos de los que participaron en la trifulca se cubrieron el rostro con paliacates o cubrebocas y mostraban pancartas en contra de la acción policiaca.

Las personas lesionadas presentaron golpes y heridas en la cabeza. Sin embargo, fueron atendidas en el lugar por personal de Protección Civil de la demarcación.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.