Usted está aquí: Inicio Política Legisladores de PRD y PRI exigen que renuncie para abrir indagatoria

■ PGR debe citarlo a declarar: González Garza; Gamboa pide pruebas

Legisladores de PRD y PRI exigen que renuncie para abrir indagatoria

Roberto Garduño, Andrea Becerril y Alfredo Méndez

Diputados de PRD y PRI exigieron una investigación sobre las afirmaciones, difundidas ayer en radio, del secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, de que el ex presidente Carlos Salinas de Gortari “se robó la mitad de la partida secreta”.

Javier González Garza, coordinador de los diputados del PRD en San Lázaro, pidió que la Procuraduría General de la República (PGR) cite a declarar al funcionario, mientras Emilio Gamboa Patrón, líder del PRI en esa cámara, exigió que Téllez aporte pruebas, “si no, está cubriendo un fraude contra el país, que sería grave”.

En tanto, los senadores perredistas Graco Ramírez y Carlos Sotelo demandaron que Téllez solicite licencia o renuncie al cargo con la finalidad de que se investigue la conversación en la que revela el mal uso de la partida presupuestal.

González Garza señaló que sólo hay dos hipótesis: “Téllez es cómplice o cometió un probable delito de omisión, porque si lo sabía nunca lo dijo. Todo México lo sabía, pero aquí ya hay un asunto muy concreto, que tiene que ver con que él era funcionario en esa época”.

Aseguró que la PGR está obligada a llamar a declarar al titular Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), “porque es un asunto fundamental de la historia de corrupciones y esta declaración demuestra que se robaban el dinero, otros lo encubrían y el pueblo seguía siendo pobre”.

Gamboa calificó de “atropello y fuera de cabalidad” el contenido de la citada conversación, y dijo que si “tiene pruebas, que lo denuncie: es una declaración muy atrevida por parte de él”.

El diputado panista Juan José Rodríguez Prats recordó que a la partida secreta “se le conoció durante muchos sexenios como la caja negra de la que el Presidente disponía a su entera libertad y no daba cuentas”, y negó una probable responsabilidad penal de Salinas, porque el presunto delito ya prescribió. Aseguró que él no ve responsabilidad en Téllez por no revelar públicamente que Salinas malversó fondos públicos.

El senador priísta Francisco Labastida Ochoa dijo que no es necesario que Téllez renuncie, porque se trata sólo de un comentario que formuló en plática informal; reconoció que durante el sexenio salinista “se dieron muchos rumores no sólo sobre la partida secreta, sino acerca de su utilización e incluso a la transferencia (de recursos) al extranjero”.

Reconoció que debido a esos rumores fue que el ex presidente Zedillo decidió cancelar la partida secreta de la que disponían los titulares del Ejecutivo.

Por otro lado, fuentes jurídicas y judiciales que tienen acceso al único proceso abierto contra el hermano mayor del ex presidente de la República, por presunto enriquecimiento ilícito, aseguraron a este diario que esa filtración no tendrá implicaciones legales contra la familia Salinas de Gortari, porque el asunto está cerrado y fue declarado prescrito en una resolución judicial.

En junio de 2006, el segundo tribunal unitario del Distrito Federal determinó que el delito de peculado que las autoridades ministeriales fincaron a Raúl Salinas prescribió en 2000. En ese fallo el órgano jurisdiccional exhibió a la PGR, porque la indagatoria comenzó en 2001, un año después de que se había extinguido el ejercicio de la acción penal.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.