Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 15 de febrero de 2009 Num: 728

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Medellín, capital de la poesía
RODOLFO ALONSO

Nunca digas
TAKIS VARVITSIOTIS

El libro y la cuestión editorial
RAÚL OLVERA MIJARES

Francis Bacon: el espejo en sí mismo
MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ

Francis Bacon: ¿maestro de lo despiadado?
JOHN BERGER

El horror en la pintura
BALTHUS

Martin Amis: la más cruda perspectiva
JORGE GUDIÑO

Leer

Columnas:
Mujeres Insumisas
ANGÉLICA ABELLEYRA

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Para arrimar arte, Facultad de diálogo

El primer programa producido (desde 2007) enteramente por tv unam dentro de la misma Universidad, pensado y hecho por universitarios para universitarios es Facultad de diálogo. Conduce (y coescribe) la artista visual, aguerrida performancera y videoasta, Lorena Wolffer. La realización es de Rafa de Villa Magallón, mientras que la productora es la escritora veracruzana Norma Lazo, conocida por sus libros acerca de la mitad oscura del ser humano, por su fascinación con el crimen y la bestialidad como inevitable forma de expresión humana, aunque esas no son virtudes que asomen en su oficio como productora televisiva. Lazo es autora, entre otros títulos, de El horror en el cine y la literatura, ensayo publicado por Paidós en 2004, El dolor es un triángulo equilátero (Cal y Arena, 2005) y Sin clemencia (Grijalbo, 2007). Es autora también, por ejemplo, del documental El mecanismo del miedo (Once tv, 2005).

Según asienta su propio sitio de internet (www.lorenawolffer.net), Lorena lleva varios años en el activismo cultural: fue asesora de la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México; cofundadora y directora de Ex-Teresa Arte Alternativo del Instituto Nacional de Bellas Artes; miembro del consejo Nueva Generación del Festival de México en el Centro Histórico e integrante del Consejo Editorial de la sección Cultura del periódico Reforma. En lo que se refiere a televisión, es “la cocreadora, coguionista y conductora de la serie Facultad de diálogo (TV UNAM, 2007-2008); de la serie documental Las siete nuevas artes (TV UNAM, 2005-2006) y de la revista cultural La caja negra (Once tv, 2003-2004)”, proyectos en los que también participó Norma. En el terreno de la radio, fue conductora del programa Galería acústica del Museo Universitario del Chopo (Radio UNAM, 2007) y la encargada de la sección cultural del programa Mujeres del siglo XXI del Instituto Mexicano de la Radio. Como autora e intérprete, Wolffer ha presentado su obra en diversos países: México, Venezuela, Canadá, Francia, España, Finlandia, Hungría, República Checa, Estados Unidos…


Lorena Wolffer

Facultad de diálogo se puede sintonizar por medio del sistema mexiquense de televisión pública y en sistemas cerrados de televisión, y se trata de un programa de entrevistas en formato simple y directo, con público ante el que Lorena presenta un invitado en un auditorio sito en alguna de las múltiples sedes alternas que para tal efecto pueden ofrecer cualquiera de los campus de la Universidad Nacional. Sea la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, la Biblioteca Nacional , la Sala Carlos Chávez o la Escuela Nacional de Artes Plásticas, Wolffer hace de Facultad de diálogo un foro itinerante que acerca a diversos autores, músicos, pintores, actores y, en fin, a personajes varios de las artes en la más amplia de sus concepciones, y logra que el programa, como ella misma, se convierta en un registro interdisciplinario de las artes en México y una sutil radiografía de las más sublimes inquietudes culturales.

Algo que gusta mucho de Facultad de diálogo es su frescura, su afortunada ausencia de alambicamientos y esa oportunidad de participación activa que obsequia a un público invariablemente constituido por gente joven, siempre ávida de preguntar, de plantear sus propias opiniones y puntos de vista. Algunos de sus invitados han sido –y en el abigarramiento de estilos y disciplinas, de edades y orígenes, de caracteres y elocuencias radica precisamente su riqueza discursiva (el estilacho, pues), pero también el fundamento de su vigencia– lo mismo actores como Daniel Giménez Cacho que músicos como Ely Guerra, Joselo Rangel de Café Tacvba o Tito Fuentes de Molotov que escritores como Juan Villoro, Guillermo Fadanelli y Rafael Pérez Gay; fotógrafos como Eniac Martínez que artistas plásticos como Gabriel Orozco; cineastas como Juan Carlos Rulfo o Gerardo Naranjo que dramaturgos como Iona Weissberg o Claudio Valdés Kuri... El mapa del México que Lazo en la producción y Wolffer en la conducción van dibujando es un mapa rico, disparejo, creativo, inquisitivo y deliciosa, eternamente insatisfecho, hambriento de más arte, de más y mejores experiencias musicales, escénicas, visuales y, en fin, son oficiosas en el ámbito de la inteligencia, ésa de la que este país tanto se abisma con el día a día y en franca pugna, precisamente, con la televisión abierta, la zalamera, la meretriz, la del canto de sirenas, la enemiga del intelecto pero amiga, demasiado amiga del poder y del dinero.