Economía
Ver día anteriorMiércoles 4 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Países de bajos ingresos, varios de América Latina, serán más golpeados por la crisis: FMI

Se profundizará la recesión mundial; este trimestre será el peor, advierte la OCDE
Reuters y Afp
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de marzo de 2009, p. 25

París, 3 de marzo. Un importante funcionario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aseguró este martes que la recesión económica mundial se profundizará y que este trimestre será el peor de todos, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que los países de bajos ingresos, varios de ellos en América Latina, serán particularmente golpeados por la crisis y demandarán enormes sumas para su financiamiento.

El economista jefe de la OCDE, Klaus Schmidt-Hebbel, sostuvo que el declive económico mundial será considerablemente más profundo de lo que incluso el FMI había proyectado hace un mes. La recesión se profundizará (...) no hay dudas, dijo.

Durante una entrevista con Reuters, el funcionario aseguró que las circunstancias económicas justificarían incluso nuevos recortes de las tasas de interés del Banco Central Europeo y del Banco de Inglaterra. Tales recortes están previstos con objeto de dar respuesta al peor momento que ha sufrido la economía desde 1946, cuando se derrumbó el gasto militar de la Segunda Guerra Mundial.

El 28 de enero, el FMI recortó su proyección para la expansión global a 0.5 por ciento en 2009, desde una predicción anterior de 2.2.

También anticipó una caída de 2 por ciento en la producción de las economías más avanzadas del mundo, una disminución de las previsiones de igual magnitud de la que había hecho en noviembre de 2008.

En noviembre, la OCDE predijo una reducción de 0.4 por ciento en la producción económica agregada de este año en sus 30 países miembros, que incluyen a todas las naciones industrializadas ricas y un puñado de economías menos maduras como Corea del Sur, México y Turquía.

Las economías de la OCDE tendrán un comportamiento significativamente peor que la economía mundial, porque en países de economías emergentes como India, China y algunos otros, el crecimiento todavía será ligeramente positivo en 2009, sostuvo.

En este contexto, el FMI estimó este martes que los países de bajos ingresos, la mayor parte de los cuales se encuentra en África, pero también en Centroamérica, el Caribe y América del Sur, podrían necesitar financiamiento por más de 25 mil millones de dólares, pero hasta 140 mil millones en el peor escenario para 2009, estimó el FMI en un informe.

El Fondo señaló que en América Latina hay gran cantidad de países que exportan materias primas, cuyos precios han caído significativamente, lo que los hace vulnerables.

Además, su crecimiento también se verá restringido por una demanda externa más débil (sobre todo de Estados Unidos) y condiciones financieras más limitadas, apuntó el estudio.

Destacó que los sistemas bancarios de los países de bajos ingresos normalmente no han sido expuestos a los instrumentos financieros complejos, algunos de los cuales se encuentran en el centro de la crisis actual, lo que los hace menos vulnerables.

Sin embargo, indicó que la disminución de la inversión foránea afectará a los países de bajos ingresos, también víctimas del descenso de la cantidad de remesas que reciben.

El Fondo está desplegando sus facilidades de financiamiento para los países de bajos ingresos, al tiempo que hace esfuerzos para apoyar y catalizar asistencia adicional de otras instituciones y donantes, destacó el reporte.

El FMI recomendó que los países de bajos ingresos racionalicen los gastos e incrementen su eficiencia para garantizar recursos que puedan ser dedicados al gasto social.

Debido a la crisis económica, los esfuerzos para reforzar los programas para proteger a los pobres se vuelven urgentes, subrayó el texto.

Además, los países deberán enfocarse en la estabilidad macroeconómica, así como en proteger sus sistemas financieros de un posible contagio de la crisis financiera mundial.

El Fondo está asistiendo a miembros en sus planes y respuestas contra la crisis, y continuará adaptando sus herramientas financieras y políticas para ayudar a los países de menores ingresos, agregó.