Mundo
Ver día anteriorMiércoles 4 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se mantiene el impuesto a las exportaciones de soya y girasol

Pactan presidenta argentina y productores reajustes al precio de carne, leche y trigo
Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de marzo de 2009, p. 30

Buenos Aires, 3 de marzo. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se presentó hoy sorpresivamente a una reunión con líderes del agro con quienes pactó un reajuste al precio que cobran los productores de carne, leche y trigo, pero ratificó que mantendrá el impuesto sobre las exportaciones de soya y girasol.

Las mayores entidades rurales dijeron que no está terminado el conflicto que mantienen desde el año pasado con el gobierno por la política agraria oficial, pese al acuerdo parcial que lograron en una reunión con la presidenta.

El sector agropecuario argentino, agobiado por una fuerte sequía y los bajos precios de los granos, amenazó hace 10 días con relanzar un paro como el que el año pasado puso en jaque al gobierno, pero que en estos momentos tendría menos apoyo público.

Hay señales positivas, pero estamos lejos de que esté resuelto el conflicto, dijo Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, una de las cuatro asociaciones rurales en disputa con el gobierno.

Las negociaciones con las autoridades continuarán el próximo martes, dijeron a la prensa los dirigentes del campo.

Esta reunión tuvo como positivo empezar a destrabar los múltiples inconvenientes que tiene la producción. Hace falta seguir trabajando en distintas áreas para encontrar las soluciones que los productores agropecuarios precisan, afirmó Mario Llambías, presidente de otra de las cuatro entidades del sector, que habían reclamado en numerosas ocasiones un diálogo directo con la gobernante, que este martes participó sorpresivamente en los diálogos.

Los acuerdos firmados implicaron mejoras para los sectores de la leche, el trigo, la carne y las economías regionales.

Una fuente oficial aseguró que entre funcionarios y dirigentes rurales hubo consenso sobre las políticas a aplicar para algunos rubros, aunque dijo que desconocía si en el encuentro se discutió el proyecto para crear un organismo estatal para el comercio de granos, como se especulaba.

Los productores reclaman al gobierno que libere las exportaciones de trigo y carne, limitadas para asegurar el abasto doméstico, además de que garantice un precio mínimo para la leche.

Productores del campo y Fernández de Kirchner están enfrentados desde 2008 por un impuesto a las exportaciones de granos, principal fuente de ingresos externos del país y un negocio donde Argentina es jugador de clase mundial en soya, derivados de la oleaginosa, maíz y trigo.