Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 9 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se llevarán a cabo inspecciones en Chihuahua y Sinaloa, asegura Patricio Patrón

Advierte la Profepa: se sancionará a los productores que cultiven maíz transgénico
Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Lunes 9 de marzo de 2009, p. 43

Los agricultores de Chihuahua y Sinaloa que siembren maíz transgénico serán sancionados, por ejemplo, con destruir la cosecha. Además, se harán inspecciones continuas en esas entidades, porque es un compromiso histórico evitar la contaminación del centro de origen de ese grano, manifestó Patricio Patrón Laviada, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En 2007, organizaciones ambientalistas detectaron cultivos de maíz genéticamente modificado en Chihuahua, y en septiembre del año pasado el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) confirmó la presencia de éste en 70 hectáreas del valle de Cuauhtémoc, Chihuahua, luego de levantar 180 muestras.

Patrón Laviada expresó que desde noviembre pasado la Profepa y la Secretaría de Agricultura han realizado tres inspecciones en distintas áreas de cultivos de esa entidad y hay producción detenida, hasta que se tengan los resultados de los análisis.

En este momento está prohibido el cultivo comercial de maíz transgénico, por lo cual las siembras de agricultores de Chihuahua son ilícitas. Además, organizaciones ambientalistas han advertido que la empresa Monsanto entrega ese tipo de semillas a los campesinos, por lo cual hay una denuncia ante la Comisión de Cooperación Ambiental.

Patrón Laviada advirtió a los campesinos: vamos en serio. La ley se cumple. A manera de ejemplo, recordó los casos de inspecciones y clausuras de hoteles por incumplir las normas ambientales.

Foto
Al menos desde 2007, expertos documentaron que en campos de Chihuahua hay maíz transgénicoFoto Roberto García Ortiz

Me va a temblar la mano, pero voy a firmar a la hora de que lo tengan que botar (el maíz transgénico). Más vale una advertencia, aseveró. Se busca, explicó, evitar la entrada de organismos genéticamente modificados al centro de origen de ese grano, sobre todo a los estados de Oaxaca y Puebla.

No hay razón para sembrar transgénicos

En Sinaloa y Chihuahua es donde hay más riesgo, debido a las grandes extensiones de ese cultivo, agregó. “Hay que decirles que existen maíces híbridos que pueden producir lo mismo. No hay razón para sembrar transgénicos. El mensaje a esos estados es: vamos a hacer operativos de manera permanente, pues vamos a tener la capacidad para responder ante las denuncias, y si encontramos ese tipo de semillas vamos a imponer castigos”.

Desde el año pasado comenzaron a trabajar la Secretaría de Medio Ambiente, la Profepa, la Secretaría de Salud, la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios y la Sagarpa en ese tema, porque tenemos la responsabilidad de cuidar el maíz nativo, indicó el funcionario federal.

Reconoció que es un reto, porque tenemos a un lado al monstruo de producción de maíz transgénico y hay una enorme cultura de los campesinos de experimentar con semillas. Dijo que la Profepa comenzó a trabajar sin recursos esa problemática, pero ahora ya tiene personal y presupuesto.