Mundo
Ver día anteriorMiércoles 25 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Importante, mantener la ofensiva contra el terrorismo, asegura el presidente de EU

Será más focalizada y disciplinada la estrategia bélica en Afganistán: Obama

No se ha desvanecido aún la amenaza de Al Qaeda, dice; con Irán, espera un progreso sostenido

Promete el premier australiano al demócrata no retirar sus tropas hasta eliminar refugios de talibanes

Foto
Una familia afgana expulsada por la guerra vive en carpas cerca de Kandahar, una zona patrullada por soldados canadienses de la OTANFoto Reuters
Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 25 de marzo de 2009, p. 33

Washington, 24 de marzo. El presidente estadunidense, Barack Obama, indicó hoy que su nueva estrategia bélica para Afganistán, que será anunciada próximamente, será más focalizada, disciplinada y exhaustiva que los anteriores esfuerzos del país contra el terrorismo en esa nación asiática, invadida a fines de 2001.

El mandatario indicó que es importante mantener la ofensiva contra una amenaza terrorista que no desaparece, además de que hizo hincapié en la necesidad de una mejor estrategia diplomática y de desarrollo como parte de un mayor esfuerzo global en dicha zona de guerra.

Mi expectativa sería que en los próximos años vean una estrategia más exhaustiva, una estrategia más focalizada, una estrategia más disciplinada, destacó el gobernante estadunidense.

Es una tarea difícil, que requiere que permanezcamos centrados, que requiere acción coordinada efectiva, aseguró el demócrata tras reunirse en Washington con el primer ministro de Australia, Kevin Rudd, en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

Obama no dio a conocer detalles sobre la revisión militar que hace su administración, al señalar que ésta todavía no está completa. Se espera que sea divulgada en los próximos días.

El mandatario estadunidense dijo que la amenaza de la red Al Qaeda y sus seguidores no se ha desvanecido y como consecuencia señaló que es importante para nosotros permanecer a la ofensiva en la región, y subrayó que su país no puede ganar militarmente la guerra en Afganistán.

De su lado, Rudd, cuyo país tiene aproximadamente mil soldados en la nación asiática, usó un tono similar y señaló que la misión de Australia permanecerá en Afganistán hasta que sean eliminados los refugios de los terroristas, pero indicó que no puede comprometerse a enviar más fuerzas, lo que es rechazado por la mayoría de los australianos.

Obama aprobó el envío a Afganistán de 17 mil soldados adicionales para este año, en apoyo a los 33 mil que ya se encuentran en la nación ocupada, para enfrentar el resurgimiento del movimiento talibán, que fue derrocado a finales de 2001 por la invasión ordenada por el entonces presidente estadunidense George W. Bush, quien acusó a ese movimiento de dar cobijo a Osama Bin Laden, responsable de los atentados del 11 de septiembre contra Nueva York y Washington en ese año.

Obama se mostró abierto a la idea de dialogar con los elementos más moderados de los talibanes, durante una entrevista publicada por el diario The New York Times, el pasado 8 de marzo.

El jefe de la Casa Blanca calificó su decisión para reforzar las tropas en Afganistán como la más difícil de su presidencia, iniciada el pasado 20 de enero.

En repetidas ocasiones, Obama señaló a este país asiático como el frente principal contra el terrorismo y durante su campaña presidencial criticó a la administración de Bush por dejarse distraer por la guerra en Irak.

En rueda de prensa, más tarde, el mandatario dijo que espera un progreso sostenido en la resolución de las disputas con Irán tras su inédito videomensaje dirigido la semana pasada al pueblo y líderes de la república islámica.

Además, señaló que el estatus quo es insostenible en el conflicto entre israelíes y palestinos, y remarcó que es crucial para Washington avanzar en la solución de dos estados, uno israelí y otro palestino, en esa región.

En tanto, James Jones, consejero de Seguridad de Obama, declaró que Estados Unidos pedirá a Europa que incremente su ayuda no militar para Afganistán a través de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Pediremos a nuestros amigos que piensen en la reconstrucción civil. Hasta ahora no tenemos la cohesión y el esfuerzo conjunto para realizarla, indicó Jones al canal de televisión francés I-Tele.

La solicitud se hará en una reunión en Holanda a finales de marzo y en la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte que tendrá lugar en la ciudad francesa de Estrasburgo, a principios de abril.

Estamos listos para trabajar con Francia y Alemania, y muchos otros países, para renovar nuestro esfuerzos en la reconstrucción civil, en el sistema judicial, la lucha contra las drogas, contra el crimen, la corrupción, declaró el funcionario.

El anuncio se da un día después de que la ONU extendió por un año la misión en Afganistán.

Por otro lado, en un nuevo video colocado en Internet el número dos de Al Qaeda, Ayman Zawahiri, llamó a los musulmanes en Sudán a iniciar una guerra de guerrillas contra los cruzados occidentales ante la orden de arresto por crímenes de guerra y contra la humanidad emitida por la Corte Penal Internacional, el pasado 4 de marzo, contra el presidente sudanés Omar Bechir.

Según Zawahiri, Occidente busca justificar una intervención militar en Sudán para expulsar de esa nación al Islam. El segundo jefe de la red fundamentalista liderada por Bin Laden aseguró el apoyo de su organización a los musulmanes sudaneses.

En la grabación el número dos de Al Qaeda pidió a Bechir arrepentirse por haber confiado en los países occidentales.

A todo esto, el número de solicitantes de asilo aumentó en 2008 por segundo año consecutivo con más de 380 mil nuevas peticiones presentadas, principalmente de los conflictos de Afganistán y Somalia, informó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Irak fue en 2008 el primer país de origen de los demandantes de asilo con 40 mil 500 personas, a pesar de una reducción de 10 por ciento respecto a 2007.

Le siguen Somalia, con 21 mil 800 solicitudes, Rusia, con 20 mil 500; Afganistán, con 18 mil 500, y China con 17 mil 400, indicó este martes el ACNUR.