Cultura
Ver día anteriorViernes 27 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Carmelo Angulo condecoró a Mario Molina y Javier Garciadiego, entre otros

Eulalio Ferrer fue un hispano-mexicano de corazón, evocó el embajador de España
Fabiola Palapa Quijas
 
Periódico La Jornada
Viernes 27 de marzo de 2009, p. 7

El embajador de España en México, Carmelo Angulo, evocó a Eulalio Ferrer como un hispano-mexicano de corazón, un prohombre del exilio español y del mundo de la comunicación, un publicista en el sentido más amplio de la palabra y creador del espléndido, y casi único en el mundo, Museo Cervantino de Guanajuato.

Durante la ceremonia en la que el gobierno de España impuso la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica a cuatro mexicanos, los asistentes guardaron un minuto de silencio en memoria del escritor y humanista Eulalio Ferrer Rodríguez, quien falleció el martes a la edad de 89 años.

En la residencia oficial del embajador de España en México, Javier Garciadiego, Mario Molina, Enrique Krauze y José Woldenberg recibieron la Gran Cruz de Isabel la Católica por su comportamiento extraordinario de carácter civil.

Carmelo Angulo destacó la aportación de los condecorados a la actualización y el fortalecimiento de los históricos y profundos vínculos que unen a México y España.

“La trayectoria de cada uno de ellos coloca a México como indiscutible foco de irradiación de cultura y conocimiento hacia Iberoamérica y hacia el mundo. Y, al mismo tiempo, los convierte en modernos pontifex, literalmente hacedores de puentes entre México y España.”

También fue distinguido con la Orden del Mérito Civil en el grado de Encomienda, el empresario hispano-mexicano Lino de Prado, presidente del consejo de administración de Zara-México.

También el escritor Carlos Fuentes recibió, el pasado martes en Madrid, la Gran Cruz de manos del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Homenaje en Guanajuato

Por otra parte, en Guanajuato, en el Museo Iconográfico del Quijote, recinto impulsado por don Eulalio Ferrer en la capital cervantina, se rindió al humanista un homenaje luctuoso, con la bandera a media asta, guardias de honor y una ofrenda floral.

Hoy Guanajuato llora la pérdida de un gran cervantista, de un gran escritor, dijo el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez.

(Con información de Carlos García, corresponsal)