Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 29 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Proveerá en el próximo ciclo escolar 10 mil nuevas plazas para cursar licenciaturas

El Ecosad es un auténtico esfuerzo educativo nacional, afirma Rosaura Ruiz, de la UNAM

Actualmente se atiende sólo a uno de cada cuatro solicitantes de instrucción superior, dice

Foto
Jóvenes se manifiestan en la ciudad de México en demanda de espacios para la educación superior; imagen de archivoFoto Yazmín Ortega Cortés
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Domingo 29 de marzo de 2009, p. 38

La atención a una creciente demanda de cobertura en educación superior en México debe tener una respuesta integral y colectiva en la que participen, de manera conjunta, el mayor número de instituciones públicas de educación superior, afirmó Rosaura Ruiz, secretaria de Desarrollo Institucional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien reconoció que actualmente sólo se atiende a uno de cada cuatro jóvenes que deben cursar una licenciatura, y hay preocupación por saber dónde están los otros tres y cómo vamos a atenderlos.

Agregó que el proyecto del Espacio Común de Educación Superior a Distancia (Ecosad), con el que se crearán para el próximo ciclo escolar 10 mil nuevas plazas educativas para cursar licenciaturas en la modalidad a distancia, en cuya propuesta participa la UNAM, junto con las 36 universidades públicas más grandes del país, es un esfuerzo verdaderamente nacional para buscar alternativas a la creciente demanda de espacios educativos.

La funcionaria universitaria destacó que esta propuesta está más orientada a aquellas personas que por distintas causas no han tenido oportunidad de concluir su bachillerato, cursar una licenciatura o un posgrado, pero que difícilmente tendrían acceso a una sistema presencial. Por eso, unimos esfuerzos para abrir mayores espacios, pero sobre todo para garantizar la calidad en los contenidos académicos.

En entrevista, tras ser cuestionada en torno a la creación de la universidad nacional abierta y a distancia, que arrancará en septiembre próximo, de acuerdo con el anuncio hecho por la Secretaría de Educación Pública (SEP), recalcó que la única universidad nacional es la UNAM, porque se lo ha ganado con una trayectoria de 450 años, y si bien es positivo que se trabaje en otros proyectos de educación a distancia, pensamos que también se le deben dar los nombres adecuados, pues enfatizó que el trabajo nacional lo estamos haciendo en el Ecosad.

No obstante, reconoció que sí habrá una competencia de recursos, pues afirmó que la SEP nos ha apoyado en este proyecto económicamente, pero pensamos que se requieren mayores recursos, porque las universidades estamos aumentando la matrícula, y eso requiere de financiamiento, por lo que sí vamos a solicitar mayor apoyo económico.

Frente a un modelo de educación a distancia en el que se busca una mayor participación de varias instituciones de educación superior, es posible, aseguró, que en un futuro tengamos que analizar la creación de licenciaturas conjuntas y títulos compartidos, con los que se reconozca el esfuerzo de más de una institución en la formación de nuevos universitarios.

Demanda de transporte público gratuito para estudiantes

Frente al derrumbe del modelo económico mundial es urgente aplicar un plan anticrisis que tome en cuenta las necesidades de los estudiantes, afirmaron integrantes del colectivo Redes Universitarias, y señalaron que uno de los sectores más vulnerables a los efectos devastadores de la crisis económica serán los jóvenes universitarios, pero en particular aquellos que menos tienen.

Es necesario, alertaron, “blindar con acciones concretas de apoyo la permanencia de miles de estudiantes que podrían abandonar las aulas universitarias ante el deterioro de la economía familiar”.

Por ello, anunciaron que continuarán con la campaña para demandar un transporte público gratuito para estudiantes de universidades públicas, que son quienes más riesgos enfrentan de abandonar sus estudios por razones económicas.

Destacaron que negar la existencia de una crisis económica es condenar el futuro de millones de jóvenes, pues afirmaron que desde el inicio de la campaña el sector más interesado han sido estudiantes de sedes periféricas de la UNAM, ante el riesgo de abandonar sus estudios por la presión familiar para encontrar empleo.