Ciencias
Ver día anteriorSábado 4 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Se separa la placa Wilkins de la Antártida
Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 4 de abril de 2009, p. 2

París, 3 de abril. Gran parte de la plataforma de Wilkins podría desprenderse de la Antártida, según comunicó hoy la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), con base en informaciones obtenidas por satélite.

En las gráficas pueden verse nuevas grietas que se extienden con rapidez por la lengua de hielo que une la placa con la península Antártica.

La plataforma de Wilkins, que bordea la península y es reclamada por Argentina, Chile y Reino Unido, se mantuvo estable durante el siglo pasado, pero en la década de los 90 comenzó a perder volumen.

El año pasado, la placa de hielo perdió unos mil 800 kilómetros cuadrados, 14 por ciento de su tamaño, señala un investigador de la ESA.

A finales de febrero de 2008, 425 kilómetros cuadrados de hielo se desprendieron del continente helado. A finales de mayo, otros 160 kilómetros cuadrados corrieron la misma suerte.

Cuarteados por completo

En febrero de este año, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España informó que un sector de 14 mil kilómetros cuadrados se desprendió de la plataforma Wilkins y se fragmentó.

No obstante, el CSIC corrigió de inmediato, y argumentó que sus investigadores asistían a la fragmentación y desprendimiento progresivo de los 14 mil kilómetros cuadrados de la plataforma de hielo Wilkins en la península Antártica, que se hallan cuarteados por completo.

Incluso la lengua de hielo que une la placa con la península se ha agrietado, y cerca de 25 por ciento de toda la plataforma ya se ha desprendido y despedazado, como consecuencia del calentamiento global, según los científicos. Los gigantescos icebergs en los que se ha descompuesto la parte desprendida comienzan a dispersarse por el océano Austral, añadía la CSIS.

Se estima que una de las causas de esta evolución es el cambio climático, que en los últimos 50 años ha hecho subir la temperatura en 2.5 grados; es decir, que sufrió un aumento mayor al registrado en suelo terrestre.