Mundo
Ver día anteriorDomingo 5 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cede Turquía ante Obama; vota por el premier danés para dirigir la alianza atlántica

Líderes de la OTAN acuerdan enviar hasta 5 mil soldados más a Afganistán

El presidente de EU, complacido porque aliados apoyaron su nueva estrategia contra los talibanes

Tres mil militares llegarán a esa conflictiva región en el corto plazo, y posteriormente otros 2 mil

Foto
Los gobernantes de los países miembros de la OTAN se preparan en Estrasburgo para tomarse la fotografía oficial de la conferencia cumbreFoto Ap
Afp, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Domingo 5 de abril de 2009, p. 19

Estrasburgo, 4 de abril. En una victoria parcial para el presidente Barack Obama y su nueva estrategia de guerra en Afganistán, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se comprometió a incrementar de 62 mil a 67 mil soldados la fuerza de ocupación en el país centroasiático durante las elecciones presidenciales del 20 de agosto próximo, pero el apoyo de mediano plazo se centrará en la capacitación y financiamiento del ejército nacional afgano y los cuerpos policiales.

Pese a las enfáticas declaraciones de apoyo a los planes estratégicos de Obama para librar la guerra contra Al Qaeda en Afganistán y Pakistán –lo que en la administración de George W. Bush fue conocido como guerra contra el terrorismo–, los 27 aliados de Washington en Europa le negaron el envío de tropas de combate, que en los dos últimos años han sufrido los mayores embates de la resistencia afgana.

Estoy complacido de que nuestros aliados en la OTAN hayan declarado su fuerte y unánime apoyo a nuestra nueva estrategia, pero necesitaremos más recursos y un esfuerzo sostenido para alcanzar nuestros objetivos finales, dijo Obama sobre los planes que anunció el mes pasado, antes de viajar a Europa para la cumbre de la alianza atlántica con motivo de su 60 aniversario.

Estamos unidos, somos fuertes, no nos vencerán y concluiremos nuestra misión para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos, dijo Obama en conferencia de prensa, tras dar a conocer el acuerdo entre los miembros de la coalición militar.

La renuencia de los gobernantes europeos de ceder a las peticiones de Estados Unidos –planteadas desde el gobierno de George W. Bush– parece estar ligada a las críticas de la opinión pública sobre los gastos militares en tiempos de crisis económica, así como al continuo esfuerzo de los ejércitos en un conflicto que ha cobrado la vida de casi mil soldados de la Fuerza Internacional de Apoyo a la Seguridad en Afganistán, sostenida por los 28 miembros de la OTAN y otros 14 países.

La reunión de la OTAN de este sábado centró su debate en la respuesta que habrá de dar la alianza en Afganistán, una vez que Estados Unidos ha anunciado su retiro de Irak en diciembre de 2011.

Además de 3 mil soldados adicionales en el corto plazo, los miembros del organismo se comprometieron con el traslado de otros 2 mil militares, entre los que estarán 300 instructores y unos 70 equipos de capacitación castrense. También pactaron un aumento de 500 millones de dólares en el gasto de reconstrucción.

Gran Bretaña ofreció enviar 900 soldados adicionales a sus 8 mil 300 actuales, mientras que España prometió 450 a sus 780.

Además del incremento en la cantidad de tropas, la OTAN pudo ponerse de acuerdo sobre el sucesor de Jaap de Hoop Scheffer al frente de la Secretaría General de la alianza, y por unanimidad designó a Anders Fogh Rasmussen, el actual primer ministro de Dinamarca, quien había sido rechazado por Turquía a causa de su apoyo al periódico de su país, el Jyllands Posten, que publicó caricaturas de Mahoma en 2006, lo que provocó el enojo de millones de musulmanes en Asia y África.

El acuerdo fue alcanzado después de que Estados Unidos ofreció a Turquía garantías de que serían cumplidas sus reservas.

Además de las quejas de Ankara sobre el papel de Rasmussen en la controversia de 2006, el gobierno turco pidió la cancelación de la licencia de transmisiones a una televisora kurda (Roj TV) establecida en Dinamarca.

Washington dijo respecto de este asunto particular que sólo habría de promover la clausura si la emisora está comprometida en actividades terroristas.

El jefe de gobierno de Italia, Silvio Berslusconi, se adjudicó el convencimiento de Turquía después de haber roto con el protocolo en las ceremonias del 60 aniversario de la OTAN, que empezaron por la mañana en Kehl, Alemania, y terminaron en Estrasburgo.

Berlusconi llegó hablando por teléfono celular al punto de encuentro de la canciller alemana Angela Merkel en Kehl y en vez de dirigirse a la jefa de gobierno siguió de frente e hizo señas de que no podía acudir a su encuentro.

Eso provocó la sorpresa de Merkel y del resto de dirigentes que observaban el arribo de los jefes de gobierno a la ceremonia.

Después de unos instantes, la canciller ordenó que la actividad oficial continuara y entonces los líderes de la OTAN que estaban ya listos procedieron a cruzar el puente Europa, sobre el río Rhin, en un acto simbólico de unidad.

Berlusconi siguió en su conversación más tiempo e incluso se perdió el encuentro con el presidente francés Nicolas Sarkozy, la foto oficial y un acto en memoria de militares caídos de la OTAN.

Después de unos minutos, el primer ministro italiano cruzó el puente acompañado de sus asesores y al llegar con el resto de los mandatarios se dirigió a Merkel y Obama para dar explicaciones.

Según sus portavoces, Berlusconi estuvo hablando con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien desde Estambul informó más tarde que nuestro presidente dio su acuerdo tras haber recibido informaciones de que Obama daba garantías de la resolución del problema relativo a las reservas que nosotros habíamos planteado en torno a Rasmussen, cabeza de un gobierno de derecha.