Política
Ver día anteriorMiércoles 8 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Jerarca asegura que la guerra santa contra la Iglesia católica no significa usar las armas

Crece 1000% número de fieles a la Santa Muerte
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de abril de 2009, p. 14

En tan sólo cinco años se incrementó de 500 mil a 5 millones el número de feligreses de la Iglesia santa, católica, apostólica y tradicional México-Estados Unidos, aseguró el arzobispo primado David Romo Guillén, quien remarcó que este credo, que reúne a los devotos de la Santa Muerte, seguirá exigiendo al gobierno, por los cauces formales, respeto a sus creencias, y en tal sentido expresó que ya han solicitado audiencias en la Presidencia de la República y en la Secretaría de Gobernación.

Señaló lo anterior en relación con la destrucción de 36 altares en entidades norteñas del país y al hecho de que gobernantes se dejen azuzar por jerarcas de la Iglesia católica, los cuales ven en nuestra fe un gran peligro para ellos, ya que estamos en ascenso, precisó.

Romo Guillén aclaró que la denominada guerra santa que han lanzado en contra de la Iglesia católica no significa salir con armas en contra de ellos, sino rebatir esta situación a través de canales formales.

En relación con esto último, precisó en entrevista que la semana pasada enviamos oficios a instancias gubernamentales y solicitudes de audiencias. De todas estas acciones esperan respuestas positivas por parte de las autoridades.

Abundó que esta Iglesia se diferencia de la católica sólo en algunos aspectos, el principal es que no debemos obediencia al Papa, no establecemos como obligatorio el celibato ni la renuncia al matrimonio, así como no imponemos doctrina. Albergamos devociones, como la Santa Muerte, lo cual no es nada raro ni se relaciona con la santería, sino que es un santo más al que se le pide protección, ayuda y se le hacen promesas.

Según Romo Guillén, la Iglesia que preside posee a escala global más de 8 millones de feligreses, y explicó que los católicos que son rechazados en su fe han volteado hacia ellos. Somos católicos, creemos en Jesucristo, en la virgen, en los sacramentos y hemos dado la aprobación a devotos de la Santa Muerte que son católicos, porque nunca dejaron de serlo, pero la Iglesia católica los margina.

Cabe señalar que hace algunos días el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Leopoldo González González, señaló que el derribo de los altares a la Santa Muerte debe indagarlo la autoridad pertinente, y agregó en relación con la postura de la Iglesia católica sobre este credo, que toda persona humana merece respeto donde quiera que se encuentre, y cuando se trata de creencias también (...) ellos pueden manifestarse donde quieran, nada más que respeten lugares de la Iglesia o de otras confesiones y que no haya atropello; merecen nuestro aprecio, respeto y tolerancia, porque estamos en una sociedad pluralista.