Política
Ver día anteriorMartes 21 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Desde el pasado fin de semana fueron trasladados a Ciudad Juárez para ser interrogados

Militares detienen al menos a 40 policías de Chihuahua por nexos con el narcotráfico
Foto
Más de mil 300 elementos del Ejército Mexicano arribaron ayer a Chihuahua para relevar a compañerosFoto Notimex
De los corresponsales
 
Periódico La Jornada
Martes 21 de abril de 2009, p. 7

Al menos 40 policías preventivos de los municipios de Cuauhtémoc, Madera, Ignacio Zaragoza, Gómez Farías y Nicolás Bravo –ubicados en la región noroeste de Chihuahua– fueron detenidos el pasado fin de semana por elementos del Ejército y trasladados a Ciudad Juárez, donde son sometidos a investigación por probables nexos con el crimen organizado, informó el gobernador José Reyes Baeza Terrazas.

Desde la tarde del sábado y durante el domingo, militares arribaron en helicópteros a las cuatro poblaciones y se llevaron a los agentes. Dejaron la vigilancia a cargo de soldados y personal de la la Central de Inteligencia Policial (Cipol), dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Ayer el gobernador Baeza Terrazas confirmó que al menos 40 policías son interrogados en el centro de mando militar en Ciudad Juárez, donde se lleva a cabo una investigación sobre posibles nexos de policías municipales con grupos delincuenciales que operan en municipios serranos de la región occidental.

Agregó que mientras los uniformados permanecen bajo custodia militar, los agentes de la Cipol asumirán directamente las labores preventivas en dichas poblaciones, para garantizar la seguridad de los habitantes.

La semana pasada alrededor de 200 familias de los municipios de Madera, Ignacio Zaragoza y Gómez Farías huyeron a Ciudad Juárez y a la capital porque, denunciaron, grupos armados les acosan y hasta les han quemado sus viviendas porque los acusan de proteger a la organización delictiva Gente Nueva, grupo operativo del cártel de Sinaloa, comandado por Joaquín El Chapo Guzmán.

Aunque estas versiones han sido presentadas ante los medios de comunicación, pidiendo no publicar nombres, el diputado local perredista Víctor Quintana informó que la situación en esa zona es grave, por la impunidad con la que operan estas bandas, al parecer de narcotraficantes.

Señaló que entre estos casos destaca el ocurrido el 17 de marzo, cuando el abogado Carlos Eduardo Ramos, acompañado de Édgar Terrazas, Pedro García y Raúl Rodríguez, todos pertenecientes al cuerpo de defensas rurales de Chihuahua, se trasladaron a Madera en una actividad vinculada a su comisión.

Los acompañaba como salvoconducto el teniente del Ejército Antonio Hernández. Los cinco se trasladaban en dos vehículos cuando fueron levantados por desconocidos y hasta ahora se desconoce su paradero.

Miembros de las familias que huyeron de sus lugares de origen informaron que en lo que va del año han levantado y desaparecido al menos a 60 personas en la zona noroeste de Chihuahua, incluidos el teniente y los cuatro elementos del cuerpo de defensas rurales.

Chihuahua comenzó la semana con dos ejecuciones en la fronteriza Ciudad Juárez, vigilada por miles de soldados y policías federales. Una de las víctimas es Daniel Basilio Calvo, gerente del bar La Barrota.

En Sonora, la policía municipal de Caborca informó que Francisco Galaviz Torres y Austreberto Barragán Díaz, agentes de la corporación, fueron asesinados la medianoche del domingo en esa ciudad, cuando se disponían a realizar un operativo de vigilancia de rutina en tres vehículos.

Otras cinco personas murieron a manos del hampa en Baja California, Aguascalientes, Guerrero y Michoacán. En esta última entidad tres policías ministeriales fueron detenidos en Maravatío por presuntos vínculos con el tráfico de drogas.

También en Michoacán, el director de seguridad pública del municipio de La Huacana, Alberto Duarte Paredes, murió la mañana de ayer en un accidente automovilístico.

Miroslava Breach, Rubén Villalpando, Ulises Gutiérrez, Claudio Bañuelos, Antonio Heras, Ernesto Martínez y Sergio Ocampo

Añadir un comentario