Política
Ver día anteriorViernes 24 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Al contrario, entre más humanos nos vean, más nos van a apreciar los fieles, considera

Niega el secretario general de la CEM que las acusaciones de pederastia afecten a sacerdotes
Carolina Gómez Mena y Andrés Timoteo Morales
Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 24 de abril de 2009, p. 5

Lago de Guadalupe, 23 de abril. El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Leopoldo González González, aseguró ayer que casos como el del párroco de Jalapa, Rafael Muñiz López, a quien se acusa de ser parte de una red de distribuidores de pornografía infantil por Internet, hacen ver a los sacerdotes más humanos ante su feligresía, lo que provoca que se les aprecie en mayor medida.

El jerarca religioso contestó así a una pregunta sobre si la implicación de sacerdotes en asuntos de pornografía infantil, pederastia y procreación de hijos durante su ministerio afecta la imagen del clero ante los fieles: Al contrario, entre más humanos nos vean más nos van a apreciar.

Asimismo, González González acusó: Para la prensa, la noticia es el mal, no el bien. Ninguno de nosotros puede juzgar a otra persona porque todos merecen respeto. Hizo hincapié en que por un caso no vamos a juzgar a todos y negó rotundamente que haya focos rojos en la curia en asuntos relacionados con pederastia y pornografía infantil.

Además, responsabilizó a los medios de comunicación de magnificar ciertos asuntos que no le son gratos al clero, en suma, de sólo fijarse en los errores de la Iglesia católica. “No hay foco rojo, ustedes (los periodistas) lo hacen; de una gotita hacen un mar”, aseguró.

Casi al término de la conferencia de prensa expresó que los mensajes que le interesa tratar a la Iglesia, y que se relacionan con su labor pastoral, son echados a la basura por parte de los reporteros. Advirtió a la prensa que, de seguir haciendo caso omiso de la difusión de estos mensajes, él ya no estará dispuesto a tocar otros temas. Saquen siquiera una palabra: que la parroquia se a va a renovar, que los obispos quieren la renovación de su templo, y de aquí va a depender que su servidor en otros comunicados abra el abanico (de temas), porque me doy cuenta, en los tres años que llevo (en el cargo), que lo que decimos lo echan a la basura.

Antes, Teodoro Enrique Pino Miranda, obispo de Huajuapan de León, Oaxaca, dijo que el caso del párroco Muñiz se está investigando y llamó a no condenarlo antes de que se determine si es o no culpable, y coincidió con González en señalar que hay que hablar también de los aspectos positivos del clero, de su labor social y pastoral.

Se está investigando, y ya lo estamos poniendo como un hecho, y por otro lado, casi siempre cuando acontece esto con un sacerdote es noticia. Cuando hay otros temas tan importantes, no es que estemos ocultando, es la realidad humana que se puede dar en todos los campos. La noticia es el mal, no el bien. Hay mucha información que pudiéramos dar en relación con el bien que la Iglesia está realizando por conducto de sacerdotes, pero no es noticia.

Foto
Leopoldo González, durante la conferencia de prensa en Lago de GuadalupeFoto Guillermo Sologuren

Por su parte, González preguntó a los comunicadores: ¿No conocen ustedes algún sacerdote ejemplar? ¿Cuántos de ustedes han reportado lo que hacen los misioneros que sacrifican sus vidas?, ¿las religiosas (que trabajan) en el hospital?

Pino Miranda destacó que los sacerdotes que cometen actos que van en contra de lo que es su ministerio son sancionados por la misma Iglesia, la cual tiene sus caminos y tiene sus penas; ordinariamente también el poder civil los puede usar.

En entrevista aparte, Manuel Corral, secretario ejecutivo de Relaciones Institucionales de la CEM, aseguró que en la Iglesia católica hay tolerancia cero en relación con hechos como los que se atribuyen al párroco de Jalapa, y de paso le enmendó la plana a González, al considerar que no se supo explicar bien, pues su declaración iba en el sentido de que los sacerdotes también son humanos y por tanto cometen errores.

Por otro lado, en Jalapa, la jerarquía católica en Veracruz cerró filas en favor del párroco de la iglesia de San Pedro Apóstol, Rafael Muñiz López, y por conducto del vocero de la arquidiocesis local, Quintín López Cessa, anunció que asumirá la defensoría legal del clérigo.

Aunque reconoció que la acusación que pesa sobre el religioso es muy grave, López Cessa resaltó que se le acompañará legalmente y pidió esperar a que concluyan las indagatorias a cargo de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Como siempre decimos, mientras no se compruebe que hay una culpa, pues se presume de su inocencia; entonces queremos esperar los resultados de las investigaciones.

El titular de la Subprocuraduría de Justicia en Jalapa, Marco Antonio Aguilar Yunes, también se sumó a la defensa del sacerdote y aseguró que en la dependencia no hay indicios ni denuncias contra él que lo involucren en redes de pornografía infantil. “Esta persona que fue detenida es porque las investigaciones salen del Distrito Federal (…) es considerado sólo como aficionado a estas fotografías”, remarcó.