Mundo
Ver día anteriorMartes 28 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los brotes de nuevas cepas como la A/H1N1 son impredecibles, coinciden especialistas

No fue en México, sino en EU donde se detectó el primer caso en 2008: experta

Lo preocupante es que este mal se transmite de persona a persona, a diferencia de la gripe aviar

David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 28 de abril de 2009, p. 29

Nueva York, 27 de abril. Según los expertos, no se podrá entender la influenza porcina alarmando al mundo sin determinar las dimensiones de la población afectada, qué tan transmisible es la enfermedad, y qué tan letal, y casi todos dicen que las respuestas están principalmente en México.

En lo que sí coinciden los altos funcionarios de salud y expertos aquí es que estos brotes son impredecibles, y en especial un brote de una cepa nueva, como la tipo A/H1N1 que está compuesta por ingredientes genéticos porcinos, aviares y humanos, algo nunca visto antes.

Los (factores) desconocidos en México son profundos, afirmó Laurie Garrett, experta en políticas internacionales de salud, epidemias y seguridad, ganadora del premio Pulitzer por su trabajo sobre este tipo de fenómenos, del Consejo de Relaciones Exteriores. Señaló que el desconocido más grande es el problema del denominador donde no se sabe cuánta gente ha sido infectada, pero que no se ha enfermado de manera grave o no ha muerto, y así poder medir con mayor precisión este brote. Sin ese denominador, no se sabe qué tan significativo es todo esto, o sea el número de muertos o severamente enfermos que se reportan, dijo hoy en teleconferencia con medios.

Garrett calificó de bastante buena la reacción y respuesta inicial de México y Estados Unidos ante lo que se sabía. Descartó que México se haya demorado demasiado en su respuesta inicial, al señalar que no fue en México, sino en Estados Unidos, donde se detectó, en septiembre del año pasado, el primer caso conocido de esta influenza porcina, en un niño de 10 años de edad en Texas, indicó en respuesta a La Jornada.

Meses después, los primeros casos preocupantes detectados aquí fueron dos en California y uno en Texas a mediados de marzo. No fue hasta que se registraron los sucesos en México que todo cambió en términos de evaluar lo que se estaba enfrentando. No hicimos gran cosa sobre los casos en California y Texas hasta que vimos México, señaló.

El problema ahora, dijo Garrett, es que tanto en México como en Estados Unidos, no se cuenta con los números para hacer una evaluación de qué tan grave es este fenómeno, y con ello responder a dos cuestiones claves: qué tan transmisible es, y qué tan letal.

Lo que sí se ha determinado, y que nutre la preocupación entre las autoridades y expertos de salud aquí, es que el virus tiene la capacidad de ser transmitido de persona a persona, algo que lo diferencia de la gripe aviar.

Esta falta de respuestas nutre la especulación y, por lo tanto, la alarma entre el público, consideran los expertos. Pero por ahora toda entrevista con especialistas en salud pública, epidemiólogos, doctores y demás, concluye casi siempre en lo mismo: no se sabe mucho, ni sobre si esto alcanzará proporciones de una pandemia o si desaparecerá espontáneamente, como ha ocurrido con otros virus en el pasado, ni por qué hasta ahora es más letal en México que en Estados Unidos.

Para algunos, lo que llama la atención hasta ahora es que sólo unos cuantos casos en México se han confirmado como influenza porcina, lo cual podría indicar que buena parte de los afectados allá padecen de los efectos de otro tipo de virus.

¿Qué tan diferente es esto de la influenza estacional? ¿Este virus tiene un potencial diferente para causar enfermedad severa? Es por esto que es tan crítico enterarnos de lo que está ocurriendo... Si uno no supiera lo de México, lo que está ocurriendo aquí (en EU) sólo serían unos cuantos casos extraños de influenza que se presentan fuera de la temporada, indicó un científico de alto rango del Departamento de Salud de Estados Unidos en entrevista con el Washington Post. De hecho, expertos aquí consideran que buena parte de los fallecimientos en México fueron resultado de influenza estacional, la cual es considerado aún más peligroso que la influenza porcina.

El diario Los Angeles Times recuerda que aproximadamente 36 mil personas mueren en Estados Unidos durante una temporada de influenza normal, con entre 500 mil a un millón a nivel mundial cada año. Pero la diferencia con el nuevo virus es que está afectando principalmente a los jóvenes de buena salud, y no a menores de edad y ancianos que son las víctimas más usuales de la influenza estacional.

Y con toda esa ausencia de datos y explicaciones más precisas, el brote de influenza porcina está generando cada vez mayor preocupación en este país, con los medios elevando el tema entre las principales noticias. Algunos ofrecen titulares como el del New York Daily News hoy: ¡La influenza porcina se dispersa!, y un subtítulo de los federales temen que el virus se puede volver fatal en Estados Unidos.

Hasta los mercados bursátiles se han contagiado. El índice Dow Jones acabó abajo por 51 puntos, con preocupaciones por los efectos económicos del brote generando bajas en las acciones de líneas de aviación y hoteles. Mientras tanto, las acciones de empresas farmacéuticas y hospitalarias registraron alzas.

Añadir un comentario