Cultura
Ver día anteriorDomingo 3 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El propósito, aligerar el aislamiento ante la contingencia, dijo la directora de la emisora

Radio Educación combate el tedio de los niños en casa con programas especiales
Foto
El proyecto de Radio Educación incluye un espacio en el que los pequeños podrán expresar su experiencia ante el brote de influenza humana en el paísFoto Roberto García Ortiz
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Domingo 3 de mayo de 2009, p. 5

Cualquier niño (o casi) soñó con un momento así: de un día para otro, como si algún dios hubiera hecho caso a sus ruegos, un evento mayúsculo –una epidemia de influenza, por decir algo– lo exime milagrosamente del tedio de la escuela.

Pero el gusto dura poco. Todos los cines, museos y teatros están cerrados, y del aburrimiento de estar encerrado en casa no hay nadie que lo salve.

Justamente, para evitar esos brotes de neurosis y acercar a los pequeños al encanto de la radio –medio que por muchos años cumplió con la función de reunir a las familias en torno suyo–, Radio Educación ofrecerá una programación especial con motivo del pasado Día del Niño, y de la emergencia sanitaria por el brote de influenza humana.

El propósito, contó en entrevista la directora general de dicha estación, Virginia Bello Méndez, es llevar entretenimiento a los radioescuchas de todas las edades, pero sobre todo a los niños, para tratar de hacerles más ligero el aislamiento que necesariamente impone la epidemia.

“Los niños escuchan poca radio y se inclinan mucho por las nuevas tecnologías, pero ahí no encuentran una oferta como la de Radio Educación.

Estamos preocupados por recuperar el gusto de los niños por la lectura, por escuchar historias y por rescatar los valores de la ética, el civismo y la historia de forma lúdica, explica.

Ciencia y cuentos

Entre los programas y cápsulas especiales que tiene lista la emisora se encuentran Conoce a los dinosaurios, en el que se hablará de las investigaciones científicas sobre los restos fósiles de dinosaurios encontrados en México, y los maratones nocturnos de cuenta-cuentos, con la participación de varios narradores profesionales.

También se implementará una nueva sección llamada Exprésate por escrito.com, en la que los niños podrán narrar desde su óptica la inusitada experiencia de la epidemia. La idea es que cuenten mediante correos electrónicos cómo han vivido estos días de encierro, cómo se sienten sin ir a la escuela, qué impresión tienen de la ciudad semivacía y de qué forma se comunican con sus amigos.

Este proyecto está inspirado en el programa Radio Puerto, espacio en el que los niños cuentan sus experiencias cotidianas, platican con otros, piden consejo y se vuelven participantes activos de la emisión.

De forma paralela, la estación continuará con sus programas informativos sobre la influenza humana, con especialistas médicos que analizarán el problema y orientarán a los radioescuchas, para tratar de evitar el pánico y estrés que también genera la saturación mediática sobre el tema.

En la página web de Radio Educación (www.radioeducación.edu.mx) también habrá más de 580 podcasts disponibles sobre ecología, fomento a la lectura, sexualidad para jóvenes, drogadicción, cultura de la no discriminación e incluso adaptaciones radiofónicas de novelas famosas, entre ellas El perfume, Los pasos de López y Chucho el roto.

La competencia con la radio comercial y otros medios es muy dura, pero nos damos cuenta de que sí es posible. A los niños todavía les gusta que les cuenten historias. Radio Educación ofrece una opción distinta; lo que oyen aquí no lo escuchan afuera, y por eso una vez que lo prueban, no lo sueltan, resume Bello.