Economía
Ver día anteriorLunes 4 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Necesario, ir al doctor antes de consumir vitaminas o analgésicos

Farmacéuticos critican que se use crisis sanitaria para campañas comerciales
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de mayo de 2009, p. 31

La Asociación de Fabricantes de Medicamentos de Libre Acceso (Afamela) reprobó que farmacias y tiendas de autoservicio aprovechen la alerta sanitaria para hacer ofertas y promocionar entre la gente el consumo de antigripales, expectorantes, vitaminas y otras medicinas similares que no requieren prescripción médica.

Ante esta epidemia, lo mejor es acudir al médico y confirmar primero si se trata de una simple y vil gripe o una faringitis que nada tienen que ver con la nueva influenza, antes de consumir un antigripal o un analgésico, dijo Héctor Bolaños, director ejecutivo de Afamela, que agrupa a 23 laboratorios que concentran 80 por ciento del mercado nacional de medicamentos de libre acceso.

Esa recomendación la hizo extensiva a farmacias y supermercados al criticar las promociones que han hecho en días recientes para vender los medicamentos de libre acceso para la gripe, tos y congestión nasal.

No deben hacerlo sin invitar a la gente que tiene cualquier síntoma respiratorio a que acuda a un médico y éste descarte que se trate de la influenza A/H1N1, puntualizó Héctor Bolaños, en entrevista con La Jornada.

Al mismo tiempo dijo desconocer en cuánto se han incrementado en estos días las ventas de los laboratorios socios de Afamela, entre los que se incluyen Bayer, Pfizer, AstraZeneca, Bristol, Schering Plougth o Procter and Gamble, entre otros, pero aseguró que la mayoría opera de manera parcial o suspendieron actividades por la contingencia sanitaria.

El exhorto a consultar un médico, admitió, implica un viraje temporal en los objetivos de Afamela, ya que desde su creación en 1985 ha promocionado lo que llama la automedicación responsable, con productos que combaten más de 50 síntomas o problemas comunes de salud y que van desde la gripe, irritaciones en la piel o cólicos menstruales hasta infartos cardiacos o cerebrales, ansiedad moderada y depresión leve.

La asociación se ha empeñado en asegurar que la automedicación responsable es diferente a la autoprescripción, toda vez que la primera implica el uso informado y racional de medicamentos autorizados por la Secretaría de Salud y que no requieren prescripción médica, pero cuyas instrucciones y leyendas de protección deben atenderse, mientras la segunda hace uso indebido de medicinas reservadas a la supervisión médica.

Aspirinas para la gripe

Sin embargo, en la página electrónica de Afamela no hubo cambio o acotación al respecto, ya que entre la información y medicamentos que ofrece para tratar más de 50 padecimientos, el correspondiente a la gripe se mantiene igual pues recomienda atención médica inmediata, pero sólo en caso de que se presenten signos de alarma, como dificultades para respirar, flemas con sangre y persistencia o reaparición de la fiebre.

Antes de ello, plantea que la mayoría de los pacientes relativamente sanos sólo requieren aspirinas o paracetamol de libre acceso para la fiebre, descongestivos nasales o antigripales, además de reposo, beber muchos líquidos e inhalar vapor.

Para cada mal se detallan los síntomas y presenta recomendaciones diferenciadas, según el tipo de paciente (por ejemplo, si se trata de ancianos, niños, personas con otros padecimientos o bien “relativamente sanos y fuertes).

En el caso de la gripe, explica que se trata de una infeccción del aparato respiratorio producido por un virus (virus de la influenza), mismo que cada dos o tres años sufre mutaciones y llega a causar verdaderas epidemias en las que mucha gente enferma y algunas llegan a morir, al tiempo que enlista los síntomas que la caracterizan y que son los mismos que han difundido las autoridades sobre la influenza A/H1N1.