Mundo
Ver día anteriorLunes 4 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El gobierno prometió indemnizar a los criadores; no le han pagado a nadie, dicen afectados

Se enfrentan en Egipto policías y granjeros tras la orden de sacrificar a todos los cerdos

Barrios pobres de población cristiana, los más inconformes con la medida de prevención sanitaria

Foto
Residentes del barrio Manshiyat Nasser, a las afueras de El Cairo, que se dedican a la cría de cerdos, se enfrentaron a la policía, que intentaba llevarse a los animales para sacrificarlos como medida de prevención de la influenza humanaFoto Reuters
Afp, Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de mayo de 2009, p. 21

El Cairo, 3 de mayo. Violentos enfrentamientos ocurrieron hoy en El Cairo entre criadores de cerdos y policías que debían llevarse a los animales para sacrificarlos, tras la decisión del gobierno de eliminar todos los criaderos en Egipto como medida de precaución ante la propagación de la influenza humana, en un país cuya población es mayoritariamente musulmana.

Entre 300 y 400 residentes de Manshiyat Nasser, un barrio de la colina de Moqattam, a las afueras de El Cairo, en el que viven principalmente coptos (cristianos de Egipto), arrojaron piedras y botellas contra la policía, que respondió con gas lacrimógeno y disparos de balas de goma contra los pobladores.

Un puesto de control de la policía ubicado en la entrada del barrio fue destruido por manifestantes y un oficial disparó al aire con balas reales.

El saldo de los enfrentamientos en ese barrio es de 20 heridos, entre criadores de cerdos y agentes de seguridad, que detuvieron a 15 personas, aunque también hubo incidentes entre criadores y policías en Janka, al norte de esta capital, sin que se reporten lesionados.

El gobierno del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, que ya se vio severamente afectado por la gripe aviar, prometió indemnizar a los criadores y postergó hasta el lunes la operación de confiscación de los animales. No obstante, los granjeros denunciaron que no han recibido ninguna compensación.

Las autoridades egipcias, que el miércoles emitieron la medida de sacrificar a todo el ganado porcino, argumentaron en un primer momento que se trataba de una medida preventiva contra el virus A/H1N1, pero luego afirmaron que la intención es eliminar a los criaderos insalubres de los barrios pobres.

Muchos criaderos están ubicados en esos barrios donde viven unos 35 mil zabbaline, o sea, coptos que trabajan en la recolección de basura y crían unos 60 mil cerdos. La mayoría de los 80 millones de egipcios son musulmanes y esta religión prohíbe consumir cerdo, un animal considerado impuro, mientras que los coptos representan entre 6 y 10 por ciento de la población.

Como medida para luchar contra la gripe tipo A, que infectó a cientos de personas en 19 países, Egipto anunció hoy que instauraría un centro de cuarentena para controlar a los turistas que vienen de países afectados por la enfermedad