Opinión
Ver día anteriorSábado 21 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
El Foro se acaba… pero sigue
Juan Arturo Brennan
Foto
Rafael AnchetaFoto Juan Arturo Brennan
C

omo tantas otras cosas en la CDMX y localidades circunvecinas, fueron suspendidos varios de los conciertos de la edición 39 del Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez con motivo del reciente sismo de este otro 19 de septiembre. Al paso de las semanas, el Foro logró recuperar algunas de las sesiones programadas, incluyendo su concierto de clausura, realizado el domingo pasado en el Conservatorio Nacional de Música. Este programa final tuvo un perfil típico de la programación del FIMNME: música de México, música de otras latitudes, un estreno mexicano, un estreno absoluto, y una obra de homenaje. La Orquesta de Cámara de Bellas Artes fue dirigida por Rodrigo Cadet en un concierto con obras de México, Italia y Canadá, concierto que tuvo como sello, también, ese eclecticismo que suele habitar, saludablemente, las programaciones del Foro.

Cieli vocali, del italiano Alessio Rossato (primera audición en México), es una pieza construida a base de texturas delicadas y etéreas, expresadas en un continuum sin pausas o fisuras, que en la escritura para cuerdas plantea diversos grados de cromatismo y, como consecuencia de ello, algunos fugaces instantes microtonales que proporcionan sugestivos puntos de inflexión al discurso. La obra de Rossato se percibe, entonces, como un todo unitario y coherente que posee ciertas cualidades contemplativas.

Más extensa y compleja, la pieza titulada Zipangu del canadiense Claude Vivier comienza por la colocación de la orquesta de cuerdas en un semicírculo, interesante propuesta espacial que altera sutilmente la percepción de timbres y tesituras en el oyente. Esta obra genera desde su inicio un potente ámbito de tensiones y distensiones, sustentado en el uso intensivo de unísonos y pedales como cimiento constructivo. Por momentos, el proceso compositivo de Vivier en Zipangu pasa por algunos centros tonales que funcionan más como color armónico que como cimbra formal. A medida que la pieza transcurre, el compositor abandona estos parámetros para derivar hacia una escritura más diversificada y fragmentada. El resultado es una obra sólida, compacta y de gran coherencia interna, en la que destaca el buen uso dramatúrgico de las grandes pausas, los armónicos y los glissandi.

Después, lo más atractivo e importante del programa: un estreno absoluto de una obra mexicana. Se trata de Memorias (2017), concertino para trompeta y cuerdas de Ignacio Martínez Madrigal, que tuvo como solista a Rafael Ancheta. Barroco/clásico en su estructura, el concertino de Martínez Madrigal apunta hacia lo neoclásico/modernista en su lenguaje. Un posible punto de referencia para quien escucha Memorias es la austeridad objetiva de la música de Paul Hindemith. La escritura para la trompeta solista incluye la alternancia de registros lejanos en algunos episodios y, a la manera tradicional, el aprovechamiento de las cualidades cantables del instrumento en el Adagio molto tranquillo central, en el que además se hace buen uso de la sordina. De interés particular, el uso que Martínez Madrigal hace de los pizzicati en las cuerdas en los movimientos externos de su concertino, como complemento a los ataques punzantes y categóricos de la trompeta solista. Buena preparación y buena ejecución de la obra, como es su costumbre, de Rafael Ancheta, quien tocó después con austera elegancia un fragmento de la obra Duelo para trompeta sola de Mario Lavista.

Como conclusión a este programa de clausura, Rodrigo Cadet y la Orquesta de Cámara de Bellas Artes interpretaron la música del ballet Don Lindo de Almería de Rodolfo Halffter, en el trigésimo aniversario luctuoso del compositor. A manera de epílogo, menciono el hecho de que la Coordinación Nacional de Música y Ópera logró reprogramar algunos de los conciertos suspendidos, de modo que, después de clausurado oficialmente, el Foro sigue. Siete conciertos más, entre el 28 de octubre y el 11 de diciembre, incluyendo por ejemplo las presentaciones del Cuarteto José White, el Quinteto de Alientos de la Ciudad de México y el ensamble vocal Túumben Pax. Como se dice tradicionalmente, consulte su cartelera… y acérquese al Foro.