Política
Ver día anteriorLunes 4 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su propósito es prevenir y detectar contagios entre aves

Inaugura la UNAM laboratorio de ecomedicina aviar; es único en el país
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Lunes 4 de mayo de 2009, p. 14

Como medida de prevención y con el objetivo de detectar posibles riesgos en el contagio de virus y enfermedades potencialmente nocivas entre las aves silvestres, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) instaló, en colaboración con las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el primer Laboratorio de Ecomedicina Aviar, cuya meta es analizar el hábitat natural de estas especies, en su mayoría humedales, para detectar si existe riesgo por el contagio de determinados virus.

En entrevista con La Jornada, Gary García Espinosa, especialista de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) y coordinador del laboratorio, señaló que tras la detección de brotes de la gripe aviar en Asia surgió el interés de profundizar las investigaciones sobre los humedales, pues se identificó que ahí habita gran cantidad de virus, que si bien no todos son dañinos, algunos están filogenéticamente relacionados con los que afectan a las aves productivas y de corral.

Agregó que a escala mundial, después de los peces, las aves ocupan el segundo lugar por número y diversidad de especies, con cerca de 10 mil, presentes en la mayoría de los ecosistemas del planeta. En el caso de México, indicó, tenemos a cerca de 10 por ciento de todas las aves, y de éstas 50 por ciento corresponden a especies piciformes, que son ejemplares pequeños, de unos 40 gramos.

A lo que se suman especies endémicas, en particular de loros, pericos, tucanes y patos, ya que nuestro país es considerado el quinto país, a escala global, con la mayor biodiversidad de plantes y animales.

El laboratorio, instalado en la FMVZ , busca detectar las enfermedades en aves silvestres, pero también los factores de cambio en su salud, por lo que se trata de una tarea que nunca antes se había hecho en México, y mucho menos de forma sistemática, ya que uno de los objetivos es buscar soluciones integrales, y no sólo atender a animales que ya están enfermos, sino prevenir, de forma muy temprana, cualquier posibilidad de enfrentar un virus nocivo.

En México, indicó, no había alguien que estudiara los virus de las especies silvestres. Es una tarea difícil, porque sabemos que no son animales que den beneficios inmediatos, pero la evidencia indica que los virus están en los humedales, y si queremos saber si hay algún riesgo para personas, animales productivos o silvestres, el primer paso es saber qué tenemos en nuestros ecosistemas, en este caso, los humedales, para saber si realmente podemos hablar de riesgos.

Gary García afirmó que con las investigaciones que se realizan en el laboratorio, que inició sus funciones en enero pasado, se podrá tener una alerta muy temprana ante cualquier riesgo de contagio de aves libres con virus que podrían ser dañinos para el hombre o las especies de corral.

Sin embargo, enfatizó que en el caso de la gripe aviar, las aves silvestres no son la vía más probable de transmisión de un virus patógeno, porque en términos de biología, debemos entender que si bien existen virus nocivos, no son los únicos, por lo que deben abrirse paso y sobrevivir, pero además existen barreras climáticas, geográficas, genéticas e inmunológicas, por lo que no es tan sencillo que pasen por conducto de las aves silvestres, de lo contrario la especie humana ya se habría extinguido.