Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 24 de mayo de 2009 Num: 742

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Tres cuentos
TOMÁS URIARTE

A mitad de siglo
ARISTÓTELES NOKOLAÍDIS

Epicteto: hacia una espiritualidad alternativa
AUGUSTO ISLA

Efraín Huerta, poeta feroz
RICARDO VENEGAS

El tiempo suspendido de Rulfo
MARÍA ELENA RIVERA entrevista con ROBERTO GARCÍA BONILLA

La voz entera de Benedetti
RICARDO BADA

Mucho más que un verso
LUIS TOVAR

El mismo Benedetti
CARLOS FAZIO

Oaxaca, ¿tierra de linces?
YENDI RAMOS

Leer

Columnas:
Jornada de Poesía
JUAN DOMINGO ARGÜELLES

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


Foto: tomada del libro Noticias sobre Juan Rulfo de Alberto Vital

El tiempo suspendido de Rulfo

María Elena Rivera
entrevista con Roberto García Bonilla

García Bonilla, investigador y periodista especializado en la obra y la figura de Juan Rulfo, se dio a la tarea de elaborar Un tiempo suspendido, cronología de la vida y obra de Juan Rulfo (Conaculta, 2008), trabajo que incluye un apéndice bibliohemerográfico comentado.

¿Es necesario reconsiderar la obra de Rulfo a la luz del nuevo siglo?

– A Rulfo se le acuñaban ciertos atributos como su cercanía con la muerte, su preocupación por temas como la búsqueda, la pérdida, la orfandad, elementos que tienen que ver con su vida; a sus personajes también se les ha vinculado con la esencialidad de lo mexicano, y a su vez se proyectaron en el contexto sociocultural que se respiraba: desde el existencialismo hasta el discurso nacionalista en México. Ciertamente, las valoraciones de identidad se han transformado, no menos que los horizontes de la crítica literaria: el canon ya no parte de los cimientos de una tradición, sino de otras valoraciones, incluso efímeras como las modas, o los nuevos enfoques de la academia muy particulares (estudios de género en espacios particulares mezclados). La manera de concebir la obra de arte se ha transformado radicalmente en el último medio siglo. Rulfo representa un desafío para los jóvenes estudiosos; su obra no les dice lo mismo que nos dijo hace treinta años. El mundo rural de escritor, por ejemplo, el habla de sus campesinos, cada vez está más distante de las comunidades citadinas, de los medios universitarios y de las valoraciones ideológicas e incluso intelectuales.

– ¿Cuál fue la intención de hacer una cronología y no una biografía?

– En rigor, inicié este trabajo en 1998; quise cubrir huecos sobre la vida del escritor y advertí que la información existente era contradictoria o que existían vacíos sobre diversas épocas de su vida. Cubrí la información hasta donde me fue posible, y al confrontarla observé que no podía limitarme a hacer una cronología como las que consulté; si sólo acumulaba más datos de los que había, la investigación no tendría mayor alcance. Descubrí que no estaba confrontando las versiones y visiones de mis fuentes; tuve que reconsiderarlas. Un testimonio adquiere significación en la medida en que está escrito, consignado y nombrado por alguien: así pervive la memoria histórica. Lo que quise fue mostrar más que interpretar, informar más que ponderar, exponer más que enjuiciar. Uno de los rasgos fundamentales de una biografía es la interpretación del biógrafo y exponerla estructural, informativa y estilísticamente en la escritura. Un tiempo suspendido es una suma de voces. A través de una estructura, la del tiempo, me propuse describir –de manera concentrada– la trayectoria y la obra de Rulfo con información de muy diversa índole. Aparece una polifonía, en la que a veces se oye un coro al unísono y consonante, aunque también hay voces cuya opinión destaca como recitativos su valoración o su parcialización. También hay voces disonantes. De ahí que este coro, de pronto –como dice el prólogo de Carlos Blanco Aguinaga– se vea como un rompecabezas. Hay voces que reaparecen como ritornelos, por su importancia en el mundo rulfiano, y la primera persona del escritor rodea y matiza e ilumina este tiempo suspendido.

– ¿Qué vertientes temáticas se desarrollan en este trabajo?

– Como he descrito, la estrictamente biográfica, a partir de un cotejo exhaustivo. También quise recuperar los momentos fundamentales de la trayectoria escritural de Rulfo: cuándo y cómo aparecen sus primeros textos; el ascenso del escritor y la proyección de su obra fuera de México, lo que explica que ésta haya sido traducida a cerca de cuarenta idiomas. Un tercer elemento es la bibliohemerografía del autor, pero también consigno en el apéndice un apartado, textos de varia intención que escribió a lo largo de su vida, además de El llano en llamas, Pedro Páramo y El gallo de oro, Rulfo escribió textos sobre artes plásticas, arquitectura, historia, y por supuesto, sobre literatura. En el apéndice consigno una bibliohemerografía de catorce temas de las ediciones de toda la obra: cuentos, relatos, borradores, guiones para cine, cartas y textos autobiográficos, de arquitectura, prólogos y pláticas que él dio y que se recuperaron por escrito. También doy cuenta de la fotografía de Rulfo y de la influencia que ha ejercido el escritor en otras disciplinas, por ejemplo, la música que se ha hecho en torno a su obra. Incluyo todas las antologías reconocibles en torno de su obra (homenajes bibliohemerográficos y compilaciones). La recuperación de este corpus, además de ser un índice de nuestra memoria histórica, fortalece las coincidencias y divergencias de opiniones en la cronología. La intención de un apéndice en este tiempo suspendido es tener presente que el testimonio histórico es nodal al pretender una conclusión personal y aspirar a una verdad, a la inclusión, a la reciprocidad, para dilucidar la transparencia y la rendición de cuentas, que tanto pronuncia la retórica de las instituciones. Es necesario que todos tengamos acceso a archivos institucionales y privados. Con todo, el objetivo de este apéndice es un punto de partida y una herramienta para futuros estudiosos e interesados en investigar o informarse de la complejidad que representa la obra de Rulfo y su propia existencia.