Ciencias
Ver día anteriorViernes 29 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El científico Albert Einstein debe gran parte de su fama mundial al fenómeno astral

Hace 90 años, un eclipse solar validó la Teoría de la Relatividad

Hoy, científicos develarán una placa en la isla Príncipe, en África, donde se hizo la prueba en 1919

Entonces, la RAS calificó el experimento como uno de los más importantes del siglo XX

Foto
En 1919, dos expediciones británicas observaron, durante un eclipse solar, que la gravedad del Sol curva la luz de las estrellas que se encuentran por detrás, como predijo Albert Einstein. Esta fotografía, proporcionada por el Observatorio Solar y Helioesférico de la NASA, muestra al astro con una nueva mancha (arriba, a la derecha), el 28 de septiembre de 2008, después de que a lo largo de ese año no había presentado ningunaFoto Ap
Dpa
 
Periódico La Jornada
Viernes 29 de mayo de 2009, p. 2

Londres/ Hamburgo, 28 de mayo. Todo el cielo parecía estar desplazado: Las estrellas no están donde parece que están, escribió hace 90 años el diario The New York Times. Pero nadie debe preocuparse.

El motivo de la excitación es que el 29 de mayo de 1919 se confirmó de manera espectacular la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein. Dos expediciones británicas observaron, durante un eclipse solar, que la gravedad del Sol curva la luz de las estrellas que se encuentran por detrás, tal como predijo Einstein. Por este motivo aparentan estar desplazadas en el firmamento.

“Esta primera confirmación práctica de la Teoría General de la Relatividad causó olas de shock en el establishment científico”, subrayó Pedro Ferreira, de la Universidad de Oxford.

En conmemoración de este acontecimiento histórico, calificado por la Real Sociedad Astronómica (RAS, por sus siglas en inglés) de Londres como uno de los experimentos más importantes del siglo XX, esta institución envió un equipo de expedición a la pequeña isla Príncipe, en el oeste de África.

En el contexto del Año Internacional de la Astronomía, el grupo encabezado por Ferreira develará mañana viernes una placa conmemorativa en el sitio en el que se hicieron las observaciones originales.

Einstein presentó su Teoría General de la Relatividad en el año 1915. Describe cómo todo objeto con masa genera gravedad, y el campo gravitatorio causa una curvatura del espacio-tiempo. De manera similar, también la luz de estrellas lejanas debería ser desviada por el Sol.

Normalmente, las estrellas no pueden ser vistas durante el día. Pero el eclipse solar del año 1919 ofreció la oportunidad óptima para probar la predicción de la teoría de Einstein.

Desde Sudamérica hasta África

El eclipse pudo ser observado en una estrecha franja desde Sudamérica hasta África. Sir Arthur Eddington envió en una expedición equipada por la RAS dos equipos de observación a ambos lados del Atlántico, para que las condiciones meteorológicas locales no afectaran el estudio.

El propio Eddington viajó a Príncipe. En los meses anteriores había medido con la máxima precisión posible la posición de las estrellas en cuestión.

El día del eclipse, espesas nubes cubrieron el cielo sobre Príncipe, que sólo pocos minutos antes del espectáculo celeste liberaron la vista al Sol.

Las mediciones de Eddington demostraron realmente que durante el eclipse las estrellas que centellean cerca del Sol no estaban en el lugar donde se esperaba.

Esta fue la primera prueba de que el Sol curva el espacio a su alrededor.

Esta confirmación contribuyó considerablemente a la fama mundial de Einstein.

Este efecto, calificado de lente gravitacional, se convirtió en una de nuestras herramientas más poderosas para el estudio del universo, subrayó Richard Massey de la Universidad de Edimburgo, miembro de la expedición de Ferreira.

Las galaxias y los grupos masivos de éstas concentran con tanta fuerza la luz de los objetos que se encuentran a grandes distancias detrás de ellos, que los investigadores los utilizan como gigantescos telescopios naturales.

Añadir un comentario