Ciencias
Ver día anteriorMiércoles 3 de junio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

José Narro, rector de la UNAM, abrió las actividades del 50 año académico de la AMC

Educación y desarrollo científico, clave para superar la desigualdad

Urgente, combatir el analfabetismo en México, señaló

Precisó que uno de cada 11 mayores de 15 años no sabe leer ni escribir, 10 millones no concluyeron la primaria y 17 millones, la secundaria

Foto
Rafael López Castañares, secretario de la ANUIES; José Lema Labadie, rector de la UAM; Rosaura Ruiz, presidenta de la AMC; Alonso Lujambio, titular de la SEP, y el rector de la UNAMFoto Carlos Cisneros
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Miércoles 3 de junio de 2009, p. 2

José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que en el país no se debe combatir a las instituciones públicas, sino al contrario invertir más en ellas y defenderlas, porque se tiene que acabar con el mito de que lo privado es mejor que lo público. Advirtió que si los gobernantes no toman las decisiones correctas para incrementar la inversión en educación y generar empleos de verdad, que incluyan prestaciones, se cometerá un error histórico que las próximas generaciones reclamarán.

Destacó que las instituciones públicas mexicanas tienen enorme calidad, por lo que deben fortalecerse. Hay que invertir en ellas y, por supuesto, en las universidades, porque son los centros en los que se realiza la mayor parte de la ciencia en el país.

Al dictar una conferencia magistral, en la inauguración de las actividades del año 50 de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Narro instó a disminuir la desigualdad económica, social, educativa y de salubridad en el país.

Subrayó que la pobreza, la injusticia y los enormes contrastes sociales entre la población mexicana sólo se resolverán mediante una cirugía mayor, la cual implica cambios profundos en los esquemas y más inversión en el sector educativo, en particular en el nivel superior y en la investigación.

El rector de la UNAM indicó que no es tolerable que exista desigualdad en el país, que sólo podrá ser superada con educación y desarrollo científico.

En ese sentido desestimó las estrategia de apoyo a las empresas que aparentemente respaldan la ciencia, la tecnología y la innovación que desde hace algunos años aplica el gobierno federal por medio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Con base en estadísticas oficiales, Narro Robles expuso la situación actual en educación, ciencia, desarrollo humano, salud y desigualdad social y económica en el país.

Señaló que en México es urgente que las autoridades combatan el analfabetismo, pues existen 33 millones de mexicanos en rezago educativo y de éstos 6 millones no saben leer ni escribir. Precisó que uno de cada 11 mayores de 15 años es analfabeta, 10 millones no concluyeron la primaria y 17 millones la secundaria.

Las brechas internas en México, dijo, muestran cifras altamente dispares en este rubro, pues mientras en el Distrito Federal o Nuevo León existe sólo 2.4 y 2.5 por ciento, respectivamente, de analfabetismo, en Chiapas la estadística es de 20.2; es decir, uno de cada cinco chiapanecos no sabe leer ni escribir. Eso es inadmisible.

Lamentó que México presente un índice de analfabetismo mayor a países como Cuba, Uruguay, Argentina, Venezuela y Paraguay.

En términos de desigualdad social, resaltó que entre el uno por ciento de los hogares más ricos y el uno por ciento de los más pobres del país hay una brecha 130 por ciento mayor. Esto es, subrayó, que en sólo 285 mil de los hogares más ricos se concentra 9.2 por ciento del ingreso nacional, cifra que entre los pobres se alcanzaría con los ingresos de más de 8 millones de familias.

Refirió que 14 por ciento de los hogares de la República Mexicana padecen de pobreza alimentaria, en tanto que prácticamente la mitad de la población carece de seguridad social. Agregó que 22 por ciento de los niños y 30 por ciento de los adultos mayores de 65 años viven en hogares con ingresos inferiores al de la línea de pobreza.

Hay una profunda desigualdad en materia de salud y eso significa muerte, enfermedad. No es posible, no es éticamente admisible que en el momento actual permanezcamos como si fuera algo que nos tocó en la historia y con lo cual tenemos que vivir irremediablemente.

Situaciones extremas

Narro manifestó que el PIB en México está por debajo de las estimaciones mundiales. Y al igual que en otros ámbitos, en el interior del país existen extremos, pues mientras cada año ese indicador en la capital es de 23 mil dólares promedio, en Chiapas indígena a penas alcanza mil 891 dólares.

Señaló que mientras en la ciudad de México la mitad de los jóvenes en edad de asistir a la universidad lo hace, en entidades como Guerrero y Oaxaca, sólo 17 por ciento puede acceder a esa educación. Agregó que en el índice de desarrollo humano (que agrupa ingresos, educación y salud) nuestro país está por debajo de naciones como España, Argentina, Cuba, Venezuela y Chile.

Añadir un comentario