Espectáculos
Ver día anteriorViernes 5 de junio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

También participó en las dos partes de Kill Bill, de Tarantino

Murió David Carradine, actor principal de la serie Kung Fu

Lo hallaron colgado y desnudo en su habitación; presumen suicidio

Foto
David Carradine en Kung Fu: la película, en 1986Foto Ap
Reuters y Afp
 
Periódico La Jornada
Viernes 5 de junio de 2009, p. 9

Bangkok, 4 de junio. El actor estadunidense David Carradine, de 72 años, fue hallado muerto, desnudo y colgando de una soga en su lujosa habitación del hotel Nai Lert Park, señaló la policía tailandesa.

Estaba colgado de una soga en el armario de la habitación, dijo el teniente Pirom Jantrapirom, del cuartel policial de Lumpini, en Bangkok.

Las autoridades señalaron que el cuerpo de Carradine fue hallado sin ropa, y que no se encontraron indicios de la presencia de otras personas en la habitación.

Lori Binder, representante de Carradine de la agencia de talentos Chuck Binder, de Los Ángeles, dijo que el actor estaba en Tailandia por la filmación de Stretch, película francesa, cuyo rodaje estaba a tres días de concluir.

Binder se negó a brindar mayores detalles sobre la muerte del actor mientras se realiza la investigación.

Convocado por Scorsese y Bergman

Hijo mayor de John Carradine, actor recurrente de John Ford, David Carradine nació el 8 de diciembre de 1936 en Hollywood, California, en plena Edad de Oro del cine. Sin embargo, el joven Carradine ingresó al mundo del espectáculo por medio de la música –que estudió en la universidad– y del teatro.

Actuó en varias puestas en escena de Broadway, pero pronto regresó a a Hollywood para actuar en una efímera serie western de televisión, Shane.

Recibió su primer papel importante en la gran pantalla del entonces debutante Martin Scorsese, en Boxcar Bertha (1972), donde encarnó a un sindicalista durante la Depresión.

Al año siguiente, el realizador neoyorquino lo convocó para Mean Streets, en un papel secundario, junto con Robert De Niro y Harvey Keitel.

Pero Carradine ya era una estrella por el éxito de la serie televisiva Kung Fu, donde encarnaba al Pequeño Saltamontes, Kwai Chang Caine, vagabundo que combatía el mal en el Lejano Oeste, papel por el que fue nominado al Emmy, máximo galardón de la televisión estadunidense.

Convertido en icono de la cultura popular, Carradine fue nominado a los Globos de Oro en 1976 por su actuación en Bound for Glory, como Woody Guthrie, cantante estadunidense de la década de 1930, e inspiración de Bob Dylan.

El año siguiente fue nada menos que Ingmar Bergman quien lo convocó para protagonizar El huevo de la serpiente, cinta sobre un judío estadunidense en la Alemania de Weimar.

En algún momento, el cineasta sueco contó que eligió a Carradine por su presencia física, la cual le recordaba a la de su padre, John.

Como director, David Carradine realizó tres películas: You and Me, en 1972; Mata Hari, en 1978, y Americana, en 1981, premiada en Cannes.

Veinte años después retomó su papel de Kwai Chang Caine, en Kung Fu: la leyenda continúa, que tuvo más de 60 episodios a mediados de la década de 1990.

Aunque jamás dejó de filmar, como actor o director, Carradine no encontró un papel verdaderamente destacado en los años 80 y 90, y más bien acumuló participaciones en series B; además, su carrera se tambaleaba debido a su consumo de drogas y alcohol.

Fue necesario esperar hasta 2002 para volver a ver a este patriarca de familia de actores (sus hermanos Keith y Robert Carradine, sus hijas Calista y Kansas) tener un papel de envergadura en cine.

El director estadunidense Quentin Tarantino, fanático de las series clase B, le dio el papel de Bill en Kill Bill Vol. I (2002) y Vol. II (2003), esta última le valió una cuarta y última nominación a los Globos de Oro.

David Carradine se casó cinco veces y tuvo dos hijas. Su esposa más reciente es Annie Bierman, con quien contrajo matrimonio en 2004.