Política
Ver día anteriorMartes 23 de junio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Productores no pueden comercializar 2 millones de toneladas

Noquea a campesinos la caída en el precio de maíz, sorgo y trigo

Sagarpa no cumple con coberturas y la bolsa agropecuaria se desploma

Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Martes 23 de junio de 2009, p. 17

La crisis en el sector pecuario, la falta de liquidez de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para entregar en lo inmediato las coberturas de comercialización, y el desplome de la bolsa agropecuaria, noquearon a los productores de maíz, trigo y sorgo, pues no pueden comercializar poco más de dos millones de toneladas de grano.

Sabemos de pérdidas de cosechas por sequías, heladas, inundaciones, pero éste es un golpe al que no estamos acostumbrados, dijo Jorge Luis López Martínez, presidente del Consejo Nacional Agropecuario regional Tamaulipas, en cuya entidad 20 mil productores dejaron de comercializar 600 mil toneladas.

Los campesinos tenían la esperanza de que con la cobertura simple para la comercialización que ofreció Apoyos y Servicios para la Comercialización Agropecuaria (Aserca) reducirían sus pérdidas por los altos costos de producción, combinados con el desplome en el precio de los granos en la bolsa agropecuaria, que en el caso del sorgo cayó 20 dólares por tonelada. Estamos preocupados por esta situación; la cosecha del otoño-invierno fue abundante, pero una agricultura por contrato que no funciona y un sistema comercial inoperante son malos augurios.

No encuentran mercado

En Sinaloa, los productores de maíz no encuentran mercado para un millón de toneladas que quedaron fuera de la agricultura por contrato, y el precio en el mercado internacional pasó de 6 a 4 dólares por bushel. Alonso Campos Encines, del consejo estatal del sistema producto maíz, comentó que los agricultores resienten la crisis de los productores pecuarios.

La Secretaría de Agricultura afirma que ya abrió la llave para pignorar esa cosecha, pero el dinero no llega y ese mecanismo será insuficiente porque requerimos garantías líquidas, un sistema de financiamiento y respaldo para almacenar al menos 200 mil toneladas, ya que las controladas por los productores tienen una capacidad máxima de 800 mil toneladas, agregó.

Explicó que el precio del grano en la agricultura por contrato fue de 2 mil 650 pesos por tonelada, al cual se suman las coberturas y los apoyos para pignoración, pero sólo se han pagado 2 millones de toneladas cuando la producción en el estado fue de 5 millones.

En el mercado libre, el precio por tonelada es de 2 mil 400 pesos, frente a costos de producción de 3 mil pesos, debido a los altos costos de los fertilizantes –5 mil 500 pesos por tonelada– y al incremento de 20 por ciento de la semilla, que se cotiza en mil 350 pesos. Hoy no hay interés por comprar maíz, expuso.

En el caso del trigo los precios bajaron en mil 800 pesos la tonelada, y aunque solicitaron a Sagarpa un apoyo de 600 pesos por tonelada, no obtuvieron la respuesta esperada, y con dificultades están colocando 600 mil toneladas del cereal. La situación es crítica, apuntó Manuel Hernández López, representante no gubernamental del sistema producto trigo.

Federico Ovalle Vaquera, dirigente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, comentó que la caída de las remesas ha afectado a las familias de Chiapas, quienes dejaron de recibir 41 millones de dólares en comparación al año pasado; en Guanajuato, 325 millones; en Guerrero, 23 millones; en Hidalgo, 24 millones; en Oaxaca, 14 millones, y en Michoacán 7 millones de dólares.

El fracaso de la agricultura por contrato, un mayor control de la venta de semillas y de almacenamiento por Monsanto, Cargill, Bachoco, Maseca, Gamesa, Bimbo y Archer Daniels Midland, y la baja en el consumo de alimentos por la caída en los ingresos de las familias, está repercutiendo en el sector campesino. El gobierno debe actuar para evitar un mayor declive en la producción, señaló.

Añadir un comentario