Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 28 de junio de 2009 Num: 747

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Las piedras preciosas de Juan Marsé
CRISTIAN JARA

Onetti cuentista: el cuerpo como espejo
ROSALÍA CHAVELAS

La Santa María de Onetti
ADRIANA DEL MORAL

La última invención de Onetti
ANTONIO VALLE

Onetti y su estirpe de narradores
GUSTAVO OGARRIO

Adolfo Mexiac: la consigna del arte
RICARDO VENEGAS

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Alonso Arreola
alarreo@yahoo.com

De erratas, Myspace e inmoralidades

Tal vez fue la desvelada del día anterior, tal vez una proyección del subconsciente o la simple confusión con otra banda de cacofónico mote. No sé. Lo cierto es que cometí el error de cambiar el nombre de un colectivo de raperos de Monterrey hace un par de semanas, en esta misma columna. Y me escribieron para hacérmelo notar. Sí, los raperos. Y no nos conocíamos. Pero no se aflija el lector, no he sido amenazado de muerte por una banda de criminales con groseras cadenas alrededor del cuello. La verdad es que esta Sarta de Barbajanes (que ese es su verdadero nombre, y no de Bastardos como los rebauticé… sí, se vale reír), es tan educada que me agradeció la nota –por conducto del llamado Quid Comba– sin ni siquiera pedir un parche por la errata. De cualquier forma hoy deseo ofrecer remedio, pues como antes apunté, estos norteños encabezan un movimiento sobresaliente no sólo en México, sino en Hispanoamérica. Para escucharlos, juntos o por separado (lo más recomendable), aquí está un link a descargas gratuitas del sello que los reúne, el Tres g : www.tres-g.blogspot.com .

Dicho lo anterior, podemos pasar al tema del día. O tal vez no. Quizá valga la pena forzar un poco las cosas y relacionar el párrafo anterior con lo que en realidad quería escribir hoy; algo a propósito de la inesperada caída financiera anunciada por Myspace, mega portal de internet en el cual millones de músicos tienen colgadas sus esperanzas de éxito. Así es, pese a la relevancia que tal idea ha tenido en la cultura pop de los últimos años, su jerarquía se ve diezmada minuto a minuto por la inteligencia programática de Facebook, Blogspot, FM, HI5 y Twitter, sitios mucho más eficaces en la interacción entre usuarios de similar perfil, aunque distintos en su objetivo final.


David Fiuczynski

Llama la atención que pese a la oportunidad que Myspace brinda a quienes no pueden o no quieren costearse una página “oficial” con un dominio propio (dirección privada); pese a que ofrece la posibilidad de subir videos, chats, comentarios, canciones, boletines, fotografías, correos personales, biografías, podcasts y muchas cosas más; pese a todo lo que permite, decíamos, aquello en lo que falla es algo tan grave que nada podrá salvarlo. Hablamos de lo poco amigable que resulta su navegación para encontrar personas específicas que establezcan diálogos más allá de lo lingüístico.

No podemos olvidar que hoy la gente gasta muchos minutos –u horas– del día compartiendo ideas y conversaciones en línea, pero sobre todo iconografías, aplicaciones y programas diversos que describen sus intereses y estados de ánimo de forma rápida y sin verbalizar. Es así que la música original que se produce y muestra en estas webs, constantemente queda en segundo lugar en favor de contenidos poco trascendentes. El asunto a subrayar aquí, pensamos, es que un enorme volumen de los usuarios de Myspace que se dicen “compositores”, en realidad no son fieles a esta herramienta, porque para ellos el fondo no importa tanto como la forma; porque su contenido es sólo el boleto que permite subirse al tren de la estructura. Es decir que casi cualquiera puede hacer algo parecido a la música para mostrarlo al resto del mundo, olvidándose de todo pudor, y con ello formar parte de un club social de dimensiones inmensurables.

Siendo más claros: Myspace está quebrando porque, independientemente de que su arquitectura sea mucho más adecuada para mostrar el quehacer de cualquier artista (musical, plástico, literario, dancístico, cinematográfico, etcétera), otras ofertas en la red son mejores para el ocio comunicativo, para la verborrea gráfica. Si a ello agregamos lo ya dicho, que hoy es muy fácil creerse músico, el resultado es la proliferación de espacios caóticos en donde puede encontrarse un proyecto valioso como, precisamente, la Sarta de Barbajanes con la que comenzamos esta columna, lo mismo que mil porquerías faltas de talento y sobradas de inmoralidad.

Aprovechándose de la tradición, de la intuición, de los bajos precios de los instrumentos y programas de grabación y sobre todo de la falta de audiencias severas o jueces entrenados, miles de “seres ocurrentes” pueden mancillar nuestros oídos con su falta de vergüenza, tal como sucedería si el arte de la pintura pudiera flotar en el aire a base de hologramas y todos, al paso de un tiempo, nos creyéramos pintores y nos sintiéramos con el derecho de reclamar nuestro lugar en el mercado, en el gusto de la gente y, por qué no, en la inmortalidad.

Dadas las disculpas por la errata, comentada la caída del gigante Myspace y fusilada la impudicia de tantos sinvergüenzas, decimos adiós recomendando los conciertos de Kif y The Screaming Headless Torsos (ambos liderados por el gran guitarrista David Fiuczynski), en el Anthropology Live Music Club de Polanco los días 17 y 18 de julio.