Mundo
Ver día anteriorJueves 2 de julio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Golpe de Estado en Honduras

Por primera vez el bloque hemisférico aplica la Carta Democrática Interamericana

Emplaza la OEA a golpistas: ceden el poder o el país será suspendido del organismo

La resolución, aprobada por unanimidad

Manuel Zelaya agradece las gestiones de México

Foto
Diálogo entre el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza (a la izquierda), y el presidente Manuel Zelaya, durante la sesión del organismo hemisférico en Washington, durante la cual se aprobó una resolución contra los golpistas de HondurasFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 2 de julio de 2009, p. 24

Washington, 1º de julio. Por primera vez en su historia, la Organización de Estados Americanos aplicó su Carta Democrática Interamericana al establecer un plazo de tres días para que los golpistas en Honduras cedan el poder o enfrenten la suspensión de su país en la organización.

La resolución aprobada por unanimidad entre los 34 países de la Asamblea General de la OEA esta madrugada (presentada en la sesión a las 3:30 horas local), instruye al secretario general José Miguel Insulza a realizar gestiones diplomáticas para restituir al presidente José Manuel Zelaya y reportar sus resultados a la Asamblea General el próximo 4 de julio. De no prosperar estas iniciativas en un plazo de 72 horas, la Asamblea General Extraordinaria aplicará inmediatamente el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana para suspender a Honduras, afirma la resolución.

La Asamblea General Extraordinaria se mantendrá en sesión hasta el 6 de julio.

Además, la resolución reafirma que Zelaya es el presidente constitucional de Honduras, y exige la restauración inmediata, segura e incondicional del presidente. Agrega que no se reconocerá a ningún gobierno que surja de esta ruptura inconstitucional y que la OEA sólo reconocerá a los representantes designados por el gobierno de Zelaya.

La Carta Democrática, adoptada por la OEA en 2001, incluye dos artículos que se aplicaron hoy: el 20 establece que en caso de una alteración del orden constitucional en un país miembro, el secretario general es autorizado a ejercer gestiones diplomáticas para resolver la crisis al restaurar ese orden; el 21 establece que si estas gestiones no rinden fruto en el plazo fijado, el país afectado será suspendido por la OEA.

El secretario Insulza procede con las gestiones diplomáticas, las cuales incluyen, según altos funcionarios del gobierno de Barack Obama, negociar con todas las partes, incluidos los golpistas. Estos funcionarios informaron que será una negociación complicada, ya que buscará una solución a los problemas que se intensificaron hasta culminar en el golpe. Se espera que Insulza rinda su reporte a la Asamblea General de la OEA entre el próximo sábado y el lunes, informaron voceros de la OEA.

Zelaya intervino al concluir la sesión poco antes del amanecer, recordó la larga historia de lucha por la democracia en su país, interrumpida por golpes militares, y describió su captura y expulsión el pasado domingo. Agradeció las gestiones de México para librar y recibir a su canciller, Patricia Rodas, después de ser detenida por militares hondureños el domingo. El presidente comentó cómo integrantes de su gobierno están escondidos dentro del país, en el exilio, en embajadas y en el exterior. Dijo que aunque puede hablar ante el mundo, como lo hizo en la ONU y ahora en la OEA, no puedo comunicarme con mi país.

Zelaya afirmó que lo ocurrido es un golpe contra toda América Latina, y dijo que los culpables no eran los soldados comunes, sino las cúpulas”, e indicó que su pueblo se está manifestando incluso con huelgas generales de maestros y obreros. Los golpistas, afirmó, no deben quedar impunes, y aunque en lo personal se definió como un hombre cristiano que cree en el perdón, los pueblos no perdonan y la historia condena. Agradeció la resolución y dijo que con ello América hoy se siente reconfortada con ustedes.

La canciller mexicana Patricia Espinosa declaró al concluir la sesión que el papel de su gobierno fue muy activo desde el principio en la negociación y formulación de la resolución, la cual marca un momento trascendente ya que es la primera vez que se aplica la Carta Democrática Interamericana. Alabó la existencia de una amplísima sintonía con todos los países miembros, incluido Estados Unidos.

Thomas Shannon, subsecretario estadunidense de Estado, en comentarios a los medios al concluir la sesión, consideró que la OEA dio un paso histórico en respuesta al golpe de Estado al adoptar la resolución aplicando la Carta.

Roy Chaderton, embajador de Venezuela ante la OEA, dijo que se trabajó para buscar la mejor manera para responder a un asalto a la democracia, y subrayó que la resolución retira toda legitimidad de los golpistas y reconoce a Zelaya como el único presidente legítimo.