Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 12 de julio de 2009 Num: 749

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

De cine y literatura, el híbrido caso de Alberto Fuguet
JUAN MANUEL GARCÍA

Tensar un arco: tres poetas brasileños
JAIR CORTÉS

El pensar apasionado de Franco Volpi
ÁNGEL XOLOCOTZI YÁÑEZ

Diálogo con Franco Volpi (fragmentos)
ÁNGEL XOLOCOTZI YÁÑEZ

Luciano Valentinotti, un partisano en México
MATTEO DEAN

Elemental, querido Borges (150 aniversario de sir Arthur Conan Doyle)
RICARDO BADA

Leer

Columnas:
Señales en el camino
MARCO ANTONIO CAMPOS

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Alonso Arreola
alarreo@yahoo.com

Vuelve David Fiuczynski con los Torsos y Kif

En junio de 2004, hace cinco años exactamente, publicamos aquí un texto sobre la primera visita a México de los Screaming Headless Torsos, banda neoyorquina liderada por el guitarrista David Fiuczynski, uno de los más innovadores en los terrenos del rock-jazz estadunidense. En aquel momento, aunque parezca increíble a tan poco tiempo de distancia, el mundo de la música era completamente distinto, incluso en la Gran Manzana. La industria aún daba lo suficiente para que compositores e intérpretes de la escena más experimental pudieran vender discos y dar conciertos en numerosas tiendas y clubes hoy casi extintos.

Entonces todavía se encontraban novedades en la mega tienda Virgin y era posible asistir al Tonic (hoy ambos espacios han desaparecido) para escuchar proyectos como Sex Mob o, precisamente, los Torsos. Incluso, aunque ya habían comenzado su terrible transformación, sitios legendarios como el Village Vanguard, el Birdland, el Blue Note y el Iridium mantenían parte de su antiguo espíritu sin entregarse del todo al turismo y sus astronómicos precios, como sucedió finalmente.

Lo que no cambió, afortunadamente, fue que Fuze –como se le conoce a Fiuczynski– siguió adelante produciendo música trascendental para las bandas que dirige, los Torsos y el trío Kif, y para aquellas en las que hace las veces de acompañante o sideman, combos como los de la pianista japonesa Hiromi, el contrabajista Christian McBride, el saxofonista Branford Marsalis, el trompetista Randy Brecker, el baterista Dennis Chambers y la bajista y compositora M'shell Ndegeocello, entre muchas estrellas más. Asimismo, su trabajo como maestro y referente de la nueva guitarra estadunidense creció tanto como para asegurarle una plaza permanente entre los maestros del afamado Berklee College of Music de Boston.

KIF Y LOS SHT

HAY QUE PONER ATENCIÓN EN:

-El nivel rítmico de Fiuczynski cuando acompaña piezas funk, así como las improvisaciones sobre el brazo sin trastes de su guitarra, el de arriba.

-El uso de juguetes de plástico y de pilas que el percusionista Daniel Sadownick utiliza en sus solos.

-La independencia del baterista Gene Lake, así como su poder de golpeo y precisión sobre el tiempo.

-La técnica de slap del bajista Steve Jenkins, lo mismo que el extraordinario sonido de su bajo de cinco cuerdas.

-El sentido del humor del cantante Freedom Bremner al jugar e interactuar con la audiencia.

-Al final del concierto se podrán conseguir los discos solistas de todos los músicos, así como platicar con ellos. Esta es una costumbre que siempre han respetado en México y que resulta inspiradora para los estudiantes y melómanos que asisten a verlos.

Así las cosas, de los músicos con quienes vino en sus primeras visitas sólo se mantienen dos en este nuevo regreso: el baterista Gene Lake y el percusionista Daniel Sadownick. El cantante Dean Bowman y el bajista Fima Ephron han dejado su lugar a Freedom Bremner y a Steve Jenkins, otros monstruos de la ejecución que el lector amante del funk y las escalas exóticas no debe dejar pasar.

Sobre el trío Kif (Fiuczynski, Jenkins, Lake), que se presentará el viernes 17, podemos decir que su apuesta estética, aunque electrificada y poderosa, abreva en las músicas de África y Asia, sistemas en los que el guitarrista se especializa gracias a que su guitarra de doble brazo, uno con trastes y el otro fretless , le permite tocar microtonos. Cien por ciento instrumental, éste alberga improvisaciones que permiten a los músicos alcanzar el máximo nivel interpretativo al que podemos aspirar en un concierto. Sin exagerar. Por su lado, los Torsos (Fuze, Jenkins, Lake, Sadownick, Bremner), a presentarse el sábado 18, ofrecerán un electrizante funk-rock vocal que, además de sorprender con su virtuosismo, pondrá a bailar hasta al más tieso, como bien han comprobado audiencias de América, Europa y Asia en sus quince años de vida.

El lugar será el Anthropology Live Music Club de Polanco (52.81.14.45, anthropology.com.mx), sitio que sin duda presenta las mejores producciones internacionales de jazz en Ciudad de México. Los precios no serán elevados y, lo mejor, en la compra de un boleto preferente para ver a Kif el viernes 17, los organizadores regalarán uno de los Torsos para el sábado 18, esto además de los descuentos usuales para maestros, estudiantes y fieles de la preventa. Así, pues, tal como nos despedimos hace cinco años al recomendar a estos artistas, hoy repetimos que se trata de “ uno de los pocos conciertos que se pueden recomendar a ojos cerrados, saltando de un edificio y metiendo las manos al fuego”. Si aun así duda, visite myspace.com/screamingheadlesstorsos.