Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 15 de julio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Científicos de Singapur analizan con plataforma y chip muestras recabadas durante la emergencia

Usará México tecnología genómica en nueva ola de influenza A/H1N1

El apoyo bilateral, para evitar complicaciones como las que ocasionaron decenas de muertes

Foto
Habitantes de Tailandia recurren al uso de tapabocas ante previsiones de aumento en el número de contagios del virus de influenza A/H1N1Foto Reuters
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de julio de 2009, p. 35

Directivos del Instituto de Genómica de Singapur están de visita en México para poner a disposición de las autoridades sanitarias la plataforma tecnológica que realiza la secuenciación genética completa del virus de influenza A/H1N1, determina su procedencia, mutaciones y eventual resistencia a los antivirales.

Lo anterior, con el propósito de que las complicaciones que el país enfrentó durante la pandemia, con la muerte de adultos jóvenes y la posibilidad –aún no confirmada– de que estos decesos hayan sido causados por infecciones adicionales a la de la cepa A/H1N1, puedan evitarse en la segunda ola de contagios, que se espera ocurra a partir de octubre próximo.

Edison T. Liu, director ejecutivo del Instituto de Genómica de la nación asiática, a quien le tocó encabezar el equipo científico que hace cuatro años hizo frente a la epidemia del síndrome agudo respiratorio severo (SARS), explicó que con la nueva herramienta, en sólo 24 horas se puede tener la información del virus A/H1N1, la cual sería de utilidad en caso de que durante el invierno –cuando se prevé un aumento considerable en el número de enfermos– se presentaran situaciones distintas a las ocurridas entre marzo y mayo de 2009.

Es decir –explicó en entrevista–, que en los hospitales se observara que los pacientes no responden a las terapias e incluso tuvieran complicaciones no previstas por los médicos. Al respecto, Gerardo Jiménez Sánchez, director del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), comentó que la cepa de la nueva gripe contiene entre 13 mil y 15 mil letras. Si bien en México se cuenta con la tecnología para registrar e identificar el tipo de virus de influenza que afecta a las personas, la propuesta de los científicos de Singapur es que ante la posibilidad de que la cepa cambie, en el menor tiempo posible se pueda tener la comprobación de dicha mutación, e incluso el sitio exacto donde ésta hubiera ocurrido.

Parchado de tres virus

Liu comentó que los virus se transforman por naturaleza. Recordó que la cepa A/H1N1, responsable de la pandemia, es un parchado de tres virus de influenza, que se puede identificar con los equipos de laboratorio disponibles, los cuales fueron adquiridos por México y empezaron a funcionar alrededor de 10 días después de declarada la emergencia sanitaria. Sin embargo, las mutaciones pasarían inadvertidas para estos instrumentos, advirtió el científico.

Los expertos de Singapur también trajeron un chip que identifica 700 variedades de virus que afectan a los seres humanos y que podrían estar presentes en las personas con la cepa A/H1N1. Tiene la ventaja de que sólo requiere colectar la muestra de exudado nasal o faríngeo y colocarla en dichos chips, los cuales son leídos con equipo de alta tecnología. Eventualmente –explicaron– se podría localizar la causa de complicaciones y evitar una alta mortalidad.

Los científicos de Singapur trajeron ambas herramientas tecnológicas, y desde que llegaron –el pasado lunes– se pusieron a prueba en el Inmegen, con las muestras aportadas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (Indre).

Jiménez Sánchez comentó que este viernes se tendrán los resultados, como el nivel de concentración de virus y muestras que se pueden analizar con las herramientas asiáticas. También se verificará que la tecnología haya identificado que se trata de una nueva cepa, entre otros.

El científico resaltó que Singapur invirtió en el desarrollo de la tecnología, pero no tiene las muestras ni la experiencia de México en el manejo de la pandemia. Esa es la base de la colaboración entre ambas naciones para este proyecto. Liu informó que ya existe un convenio de apoyo entre los institutos de medicina genómica de Singapur y México, como parte del cual el equipo de seis médicos y científicos del país asiático visitan durante esta semana el Indre, los institutos nacionales de Enfermedades Respiratorias (INER), de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN), de Pediatría (INP) y el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades.

El directivo señaló que les interesa aprender de la experiencia mexicana con la influenza A/H1N1, en particular sobre los casos más graves, así como prepararse de manera conjunta para la segunda ola de la pandemia.

Por otra parte, la Secretaría de Salud (Ssa) informó que ante los rebrotes de la enfermedad en Chiapas y Yucatán, fue enviado personal especializado y brigadas epidemiológicas para ayudar a evitar la propagación del virus.

En un comunicado, indicó que en Yucatán se estabilizó la infección, pero en Chiapas a diario se registran entre 100 y 130 casos nuevos.