Capital
Ver día anteriorMiércoles 22 de julio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Desde 1927 es cuna de los artesanos que cristalizan frutos y algunas hortalizas

La dulce tradición de Santa Cruz Acalpixca, Xochimilco

Jícama y papaya, nuevos productos en la 27 feria nacional que comienza este viernes

Claudia Álvarez Laris
 
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de julio de 2009, p. 35

Este año, productores del pueblo de Santa Cruz Acalpixca, de la delegación Xochimilco, innovarán la elaboración de dulces cristalizados al introducir como materia prima jícamas y papayas, que se unirán a los jitomates, chayotes, nopales, chiles poblanos y a los ya tradicionales higos y calabazas.

Estos novedosos productos serán presentados en la 27 Feria Nacional del Dulce Cristalizado, que se realiza anualmente en la plaza cívica de este pueblo, que se ubica a 10 minutos del centro de Xochimilco, y cuya tradición dulcera data de 1927, aproximadamente.

Pedro Rodríguez Lozano, joven habitante de Santa Cruz Acalpixca, comparte esta dulce herencia con más de 60 por ciento de los habitantes de dicha comunidad y por primera vez expondrá sus propios productos.

Él, como otros dulceros, aprendió el procedimiento de cristalización de otros productores, quienes se dedican a enseñar la elaboración de dulces para no perder el legado de la comunidad. Yo trabajé con el señor Rubén Manzanares durante 10 años, y hace apenas dos meses me independicé. Ahora yo trabajo con Juan Carlos Rosas, a quien le estoy enseñando mi técnica, explicó.

La venta de sus frutos la realizan directamente al público afuera de los centros comerciales y en las zonas turísticas de la capital del país, además, señaló Pedro Rodríguez, venden charolas adornadas con papeles de colores que se usan como centros de mesa en fiestas. Compradores siempre hay, enfatizó, pero la época del año en la que más se vende es en septiembre, durante las fiestas patrias.

Foto
Integrantes de la familia Rodríguez Lozano en plena preparación de los productos que ofrecerá en la 27 Feria Nacional del Dulce Cristalizado, que se realizará del 24 de julio al 2 de agosto en Santa Cruz Acalpixca, XochimilcoFoto María Luisa Severiano

Para su distribución, en el mismo pueblo se elaboran unas canastas especiales hechas de varas de pirul, membrillo y ahuejote –que es el mismo material con el que se hacen las chinampas. La más grande, que tiene una capacidad de 50 kilogramos de dulces, se llega a cotizar en 400 pesos porque son únicas y sólo las produce una persona en la comunidad.

Para que les vaya bien en la distribución de los dulces cristalizados, explicó Alfredo Ortega Melquiades, organizador de la feria que se realizará del 24 de julio al 2 de agosto, se tiene que innovar cada año. Cuando la tradición del pueblo inició en la década de los 20 del sglo pasado, sólo se usaban calabazas, chilacayotes, tejocotes, membrillos e higos como materia prima, pero conforme fueron pasando los años, el auge de la feria motivó que los artesanos dulceros introdujeran frutas como kiwis, plátanos, melones, peras, piñas y manzanas, hasta verduras como pepinos, chayotes, limones, nopales, chiles, y ahora jícamas y papayas.

El mercado Ampudia, ubicado en el centro de la ciudad de México, ha significado una competencia porque, señaló Alfredo Ortega, ahí se venden más baratas las frutas y verduras cristalizadas. La diferencia, enfatizó es que aquí vendemos productos frescos y de buena calidad.

Añadir un comentario